El Real Madrid recuperó la autoestima en Mestalla. Tras el declive contra el Leganés, que ha impedido el avance blanco a semifinales de la Copa del Rey, el conjunto de Zinedine Zidane se rearmó ante el Valencia (1-4). Los dos primeros goles fueron consecuencia de sendos penaltis pitados por Estrada Fernández por dos faltas consecutivas de Martín Montoya a Karim Benzema y Cristiano Ronaldo.

El tercer gol del Real Madrid llegó con la firma de Marcelo Vieira. En la celebración del tanto, Cristiano Ronaldo dejó una imagen muy peculiar, que ha sido comentada en redes sociales. El delantero portugués fingió meter un dedo en el trasero de su compañero.

El equipo blanco sentenció el parido en el minuto 89 con el gol de Toni Kroos.

Ver video:

/gap