El uso de WhatsApp se ha vuelto casi indispensable para los usuarios en el mundo, tanto que se ha convertido en una de las principales fuentes de comunicación en la actualidad.

Diariamente las personas se comunican con amigos, familiares, compañeros de trabajo y cualquier otra persona mediante la aplicación de mensajería, por esa razón las capturas de pantalla son muy utilizadas precisamente para capturar y guardar conversaciones.

Hoy en día mostrar una captura de un chat es la primera prueba que tenemos a la mano, pero confiarse de ellas siempre podría ser peligroso.

Cuidado con falsas capturas

Capturar conversaciones se ha vuelto tan común que ahora es posible crear capturas de conversaciones falsas. Esto se logra instalando la aplicación WhatsFake, disponible tanto para dispositivos Android como iOS.

La estética de esta particular app es muy similar a la de WhatsApp y le permite al usuario crear conversaciones, poniendo nombre, foto de perfil e incluso incorporándole audios para que fácilmente una persona pueda ser engañada.

Aunque WhatsFake se creó con el propósito de hacerle bromas a los amigos, un mal uso podría ser peligroso, motivo por el cual se debe tener cuidado al momento de usarla.

/psg