Cuando se trata de mantener nuestras mentes y cuerpos sintiéndose bien, a veces todo lo que realmente necesitamos es llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta balanceada, mucha agua y sueño, así como ejercicio regular.

Adoptar hábitos saludables también hace maravillas para otra faceta del bienestar corporal total: ¡tu vida sexual! Así es, cuidarte afecta todas las áreas de su vida, especialmente el mantenimiento de una libido saludable. Si tu deseo sexual necesita aumentar, aquí hay algunas formas rápidas y naturales para recuperar la chispa.

Reduce la ingesta de alcohol y cafeína: un vaso de vino o un cóctel puede parecer el remedio perfecto para un impulso sexual bajo, pero en realidad, el alcohol es un depresivo, por lo que en lugar de elevar las cosas, puede actuar como una decepción. En términos de bebidas con cafeína, ésta causa estrés en el cuerpo, lo que disminuye los niveles de cortisol. Cuando bajan nuestros niveles de cortisol, nuestras glándulas suprarrenales reciben una carga y por lo tanto no pueden producir las hormonas adecuadas que necesitamos para un impulso sexual óptimo (y saludable).

Dormir más y hacer más ejercicio: suena simple, pero el hecho de no obtener suficiente sueño conduce a una fatiga grave. Cualquier fatiga afectará tu deseo sexual. El ejercicio es excelente porque ayuda a mejorar el flujo de sangre a los órganos sexuales. También combate el estrés, te hace sentir más seguro acerca de tu cuerpo y hace maravillas para levantar tu estado de ánimo. ¿Sexo? ¡Sí por favor!

Ten la mente abierta: ¿sabes lo que te gusta de la habitación? Visualízalo, fantasea sobre eso y el resto será historia. A menudo, imaginarte lo que quieres que suceda cuando llega el momento de ponerte caliente es la mitad de la batalla. Mentalmente ya estarás allí, así que diviértete un poco y lo demás será sencillo. ¿Otros consejos fáciles de probar? Expresa lo que quieres y concéntrate en el momento.

/psg