“Es muy malo y amedrentador. Te hace pensar una serie de cosas. Mi familia me pidió dar un paso al costado, pero hacerlo sería darle la razón a esta gente, validar a quienes hacen este tipo de actos”, dijo el empresario.

Unos lienzos de la Garra Blanca fueron colgados durante la final de la Supercopa ante el Santiago Wanderers.

Comentó que no pretende quedarse de brazos cruzados, y buscará dar con quién está detrás de la amenaza. “Hoy o mañana nuestros abogados seguirán las acciones legales que correspondan. Detrás de esta gente hay gente poniendo plata.”