La compañía tecnológica Toshiba ha presentado siete nuevos ordenadores portátiles que integran la nueva Generación-E de la marca. Estos equipos presentan procesadores Intel Core de octava generación y soluciones de seguridad basadas en el reconocimiento facial y de huella dactilar.

Toshiba ha presentado los ordenadores portátiles Portégé X20W-E, Portégé X30-E, Tecra X40-E, Tecra A50-E, Tecra Z50-E, Satellite Pro A50-E y Satellite Pro R50-E, todos ellos integrados dentro de la nueva Generación-E de la compañía, caracterizada por ofrecer “alto rendimiento profesional, durabilidad y alta movilidad”, según un comunicado de la empresa japonesa.

La nueva generación de portátiles de Toshiba, que saldrá a la venta a lo largo de los próximos meses, presenta procesadores Intel Core de octava generación. La compañía ha destacado que estos dispositivos son “ultramóviles, ultrafinos y ligeros”, sin que ello comprometa “la potencia y el rendimiento”. Uno de estos equipos, el Portégé X30-E, cuenta con una pantalla táctil antirreflejante, la tecnología táctil In-Cell Touch, memoria RAM DDR4 (2.400 megahercios) y unidades de almacenamiento SSD de hasta 1 terabyte.

La Generación-E de Toshiba incorpora soluciones avanzadas de seguridad como el ‘touchpad’ con lector de huellas dactilares SecurePad. Los modelos Portégé X20W-E, X30-E y Tecra X40-E presentan una cámara de infrarrojos para facilitar la verificación facial a través de las tecnologías Windows Hello o Intel Authenticate. Además, una BIOS fabricada en exclusiva por Toshiba y el sistema de encriptación TPM 2.0 reducen “significativamente” el riesgo de interferencias de terceros, según la compañía.

Respecto a la conectividad, Toshiba ofrece soporte inalámbrico LTE como opción disponible para los modelos Portégé X20W-E, X30-E y Tecra X-40-E.

Los nuevos portátiles están construidos con un chasis de magnesio diseñado con forma de panal “para mejorar la resistencia y la robustez”, ha explicado Toshiba. El modelo Portégé X20W-E tiene un grosor de 15,4 milímetros y pesa 1,1 kilogramos, mientras el Portégé X30-E tiene 15,9 milímetros de grosor y un peso de 1,05 kilogramos, y el Tecra X40-E presenta 16,9 milímetros de perfil y 1,25 kilogramos de peso.

Al igual que el resto de equipos de la empresa nipona, la Generación-E ha superado las pruebas de resistencia Highly Accelerated Life Test (HALT), que simulan tres años de uso y garantizan “su fiabilidad y durabilidad”, según Toshiba.

El vicepresidente senior de PC & Solutions EMEA de Toshiba Europa GmbH, Maki Yamashita, ha destacado que la compañía busca ofrecer portátiles que proporcionen “el máximo rendimiento”, independientemente del lugar en el que se encuentre el usuario. En ese sentido, esta nueva generación combina “alto rendimiento, seguridad, movilidad y conectividad”, características a las que el directivo ha identificado como “esenciales para el usuario empresarial de hoy en día”.

Los Portégé X30-E y X20W-E, y el Tecra X40-E sin conectividad LTE estarán disponibles a partir de febrero, mientras las versiones con LTE de estos equipos llegarán en abril. Por su parte, los Satellite Pro R50-E y A50-E, y los Tecra A50-E y Z50-E estarán disponibles a partir de febrero. Otros dispositivos estarán disponibles a partir de abril.

/psg