Entre 2009 y 2015, Glee fue una de las series de más éxito de la televisión estadounidense. Una serie coral y una comedia musical ambientada en un instituto de Ohio que duró seis temporadas y que hizo conocidos a muchos de sus protagonistas, como Lea Michele o Cory Monteith. Tras el final de la ficción, las tragedias, los escándalos y los fracasos han perseguido a varios de los actores de la serie creada por Ryan Murphy (artífice también de American Horror Story o Scream Queens), Brad Falchuk (actual pareja de la actriz Gwyneth Paltrow, a quien conoció porque hizo una aparición en Glee) y el actor, productor y guionista Ian Brennan. La última tragedia que ha golpeado al reparto ha sido la muerte este martes de Mark Salling, pero en 2013 ya se despidieron de Cory Monteith.

Mark Salling, quien esperaba conocer en marzo su condena de prisión por posesión de pornografía infantil (delito del que se declaró culpable el pasado mes de octubre), fue hallado muerto este martes a la orilla de un río en Sunland, el barrio al norte de Los Ángeles en el que tenía su casa. Según un portavoz de la oficina del médico forense de Los Ángeles, el intérprete, de 35 años, se quitó la vida ahorcándose. El actor fue detenido en diciembre de 2015 cuando los investigadores encontraron en su domicilio más de 50.000 imágenes pornográficas y eróticas de niños y 600 vídeos con la misma temática, delito por el que ahora se enfrentaba a una pena de cárcel de entre cuatro y siete años, además de tener que pagar a sus víctimas y ser incluido en el registro de acosadores sexuales.

De izquierda a derecha: Kevin McHale, Naya Rivera, Mark Salling, Heather Morris, Dianna Agron, Chris Colfer, Matthew Morrison, Jenna Ushkowitz, Amber Riley, Cory Monteith, Lea Michele y Jane Lynch, actores de la serie 'Glee'.ampliar foto

De izquierda a derecha: Kevin McHale, Naya Rivera, Mark Salling, Heather Morris, Dianna Agron, Chris Colfer, Matthew Morrison, Jenna Ushkowitz, Amber Riley, Cory Monteith, Lea Michele y Jane Lynch, actores de la serie ‘Glee’. CORDON PRESS

Este no fue el primer problema con la justicia de Salling, quien interpretó en la popular serie a Noah Puck Puckerman a lo largo de las seis temporadas. En 2013 fue denunciado por agresión sexual por Roxanne Gorzela, quien había sido su pareja, que alegó que el actor mantuvo relaciones con ella sin protección pese a que le había pedido que se pusiera un preservativo. Una denuncia que se dio por cerrada en 2015 después de que alcanzaran un acuerdo económico. El intérprete le pagó 2,7 millones de dólares.

“Hoy perdimos a otro miembro del elenco #Glee”, ha escrito Tim Davis, productor del popular programa de la cadena Fox, en su cuenta de Twitter. “Sí, cometió crímenes contra niños. Sí, es horrible. Pero Mark Salling era un hombre roto, sin duda él mismo una víctima de abusos. Te quiero Mark. POR FAVOR, conteneros de vuestros comentarios crueles”, se despidió. Ante los comentarios, Davis publicó un nuevo mensaje: “Déjenme ser claro. Tener compasión por Mark Salling de ninguna manera minimiza sus crímenes, ni minimiza el dolor y la devastación de las víctimas de esos crímenes. Solo pido no añadir más dolor a su familia”. Un mensaje que fue retuiteado por la actriz Jane Lynch, ganadora de un premio Emmy y un Globo de Oro por su papel de Sue Sylvester en la serie.tthew Morrison, el actor que dio vida a Will Schuester en Glee, también ha publicado un mensaje en su cuenta de Instagram para despedirse de su excompañero de reparto. Y lo ha hecho con una foto en la que aparecen los dos actores junto a Cory Monteith, quien falleció de manera trágica en 2013.

Monteith, uno de los actores que alcanzó mayor fama con la serie por su interpretación de Finn Hudson, falleció de una sobredosis de alcohol y heroína en un hotel de Vancouver en julio de 2013. El intérprete se había intentado desintoxicar de sus adicciones en varias ocasiones, incluso unos pocos meses antes de su muerte, a los 31 años, siguió un tratamiento de rehabilitación. Su fallecimiento dejó devastada a Lea Michele, quien no solo era la coprotagonista de la serie, sino también su pareja sentimental.

Tras la muerte de Cory Monteith y el fin de la serie Lea Michele cayó en una depresión. Trató de hacer carrera en la industria musical, y en 2014 lanzó su primer disco Louder, al que siguió en 2017 Places, un fracaso mayor que el primero. En cualquier caso, recuperó la buena racha con su participación en la serie Scream Queens.

Los actores Lea Michele y Cory Monteith, en una alfombra roja en 2013.

Los actores Lea Michele y Cory Monteith, en una alfombra roja en 2013. CORDON PRESS

Un año después de la muerte de Cory Monteith, el equipo de Glee volvió a estar de luto después de que el novio de Becca Tobin, Kitty en la serie, fuera encontrado muerto en la habitación de un hotel en Filadelfia. Al parece, Matt Bendik falleció a los 35 años de un ataque al corazón debido en parte al estrés que sufría por expandir su negocio.

Unos meses antes, el 9 de febrero de 2014, Nancy Motes, medio hermana de la oscarizada actriz Julia Roberts y también asistente de producción de Glee, se quitó la vida en su casa de Los Ángeles. “Es un shock. Tenía sus problemas, pero cuando estábamos juntos nunca dejaba que le interfirieran. Con la muerte de Cory el año pasado, y luego el fallecimiento de un miembro del equipo, Jim Fuller [era asistente de dirección]… Ahora este golpe… es demasiado… Algunos colegas han publicado mensajes en Facebokk diciendo ‘Hemos perdido a otro”, dijo entonces Cristina Lageman, una de las compañeras de trabajo de Motes.

En cuanto a escándalos, la actriz Naya Rivera protagonizó titulares el pasado mes de noviembre al ser arrestada por agredir físicamente a su expareja. La intérprete, conocida por ponerse en la piel de la animadora Santa Lopez, fue arrestada después de que Ryan Dorsey llamara a la policía, y salió de la comisaría tras pagar una fianza de 1.000 dólares. El vídeo en el que aparecía esposada mientras se le leían sus cargos fue publicado por medios de comunicación de todo el mundo.

 Por otra parte, Heather Morris fue víctima de un hacker informático y en 2012 se difundieron en la Red imágenes íntimas de la intérprete (Brittany Pierce en Glee). A la actriz le robaron de la nube las fotos en las que aparecía casi desnuda, un hecho por el que también se vieron afectas decenas de famosas.

Los años de rodaje en cualquier caso tampoco fueron nada fáciles. “Había muchas luchas internas. Había mucha gente manteniendo relaciones y rompiendo. Fue un buen entrenamiento para ser padre”, dijo tras Ryan Murphy, al finalizar la serie.

/gap