Luego de confirmarse el hallazgo del cuerpo de Tomás Bravo, Julio César Rodríguez viajó a la zona donde se desarrolló la búsqueda del pequeño. La misma que siguió durante nueve días en el estudio de Contigo en La Mañana.

En el lugar de los hechos, el periodista pudo corroborar la distancias entre la llamada «zona cero» y el lugar donde se encontró el cuerpo del niño, así como el recorrido que se debe realizar para llegar a la localidad de Arauco.

También conversó con las abuelas de Tomás y distintos familiares.

«Yo siento, después de haber estado ahí, que se requiere tiempo para todo. Lo que no me cuadran son los tiempos, no me han cuadrado nunca y ahora me cuadran menos», reflexionó el animador, ya de regreso en Santiago.

«Yo no he dicho esto, me la voy a jugar ahora porque estuve ahí… Si todo esto ocurrió como dicen que ocurrió, cuando al niño ya lo estaban buscando, el niño iba en camino hacia ese sector», dijo.

Según el conductor del matinal de CHV, Tomás «no podía haber llegado así, porque no dan los tiempos. A menos que lo hayan llevado en un auto, pero nadie vio nada. Y Jorge Escobar (tío abuelo) salió sin su auto».

Enigma policial

«Ahora el enigma policial es cómo y cuándo llegó (al lugar donde fue encontrado). La claridad la da el partido de Colo Colo. Ese partido, en la casa, según todos los relatos, se escuchó», explicó JC, en relación al horario en que el niño habría salido de la casa para acompañar a su tío abuelo.

De acuerdo a Julio César, el relato de la madre se ajustaría a las condiciones del tiempo que pudo comprobar en el lugar.

«Había terminado el partido. Steffy (la madre) dice que lo abriga, le cambia ropa… que me cuadra, en el sentido que yo ahí constato y digo ‘bajó abruptamente la temperatura’. Y esto pasó en un rango de 40 minutos; se pone helado, se pone con viento», detalló el animador.

Habló el hijo

Cabe recordar que, según los cercanos de Jorge Escobar, éste salió de la casa minutos antes de las 20:00 horas. En tanto, a eso de las 20:25, habría llamado para informar acerca de la desaparición del pequeño.

«No te da el tiempo para que una persona haya hecho eso. Cuando salió eran como las 19:57 y cuando llamó a mi prima (avisando sobre la desaparición) eran como las 20:24. Más de 30 minutos no pasaron. En línea recta no tienes llegada (al lugar donde se halló el cuerpo). Tienes que dar una vuelta demasiada larga para llegar allá (…) La gente que conoce a mi papá sabe que tiene una pierna mala», aseguró el hijo del imputado a Bienvenidos.