El fin de semana fue movido en las redes sociales de Marcelo Ríos, ex deportista que mostró su lado más violento luego de un comentario que después se salió de control.

Todo comenzó el 14 de julio, cuando un tuitero comparó el look del Chino con el de Jordi Castell. La respuesta fue tajante: “No me compares con sacos de huea“.

Cuando otra usuaria le contestó que Castell es gay y “un caballero”, Ríos se puso más violento. “Es gay, no se le nota hueones maricones“, respondió irónico.

Luego, otro tuitero le preguntó si le molestaba la condición sexual del fotógrafo, a lo que el ex número 1 del Rankking ATP aseguró que “yo pregunté si Jordi Pastel era gay porque no sabia, pero ahora me queda claro, y si le gusta el pico huea de él, no me molesta”.

Luego siguió ante las acusaciones de la comunidad tuitera. “Totalmente de acuerdo Parada, una vergüenza lo mio, no te preocupes yo me voy a denunciar amargo“, contestó a un usuario, mientras que a otro le dijo que “si les presto atencion para que entiendan, que Castell sea maraco no es el tema y cosa de él si lo es, yo lo considero un huea porque es mi opinion personal ¿donde esta lo malo?“.

Luego, la conversación se desvió en un reclamos contra el tenista, emplazamientos que duraron tres días:

Pero al final, un comentario sobre su familia gatilló toda la fuera del Chino: “A mi dime lo que quieras pero a mi señora no y menos de esa manera. Ojalá te conociera porque te sacaria la chucha, con mi familia no te metas“.

Jordi Castell también le contestó al tenista, pero a través del diario La Cuarta. “Me hace gracia. Alguien de tan baja educación que hable así, no clasifica para contestarle nada. Las personas que se expresan así solo expulsan su faltara. ¿Terminó el colegio este señor, acaso?”, afirmó el fotógrafo.