Wikie, una orca del acuario de París, ha demostrado a un grupo de científicos sus capacidades para imitar la voz humana y pronunciar algunas palabras. Y el resultado es divertido: juzguen ustedes mismos. El cetáceo aprendió a decir ‘hello’, ‘bye bye’, llamar por su nombre a su entrenadora, Amy (Walton), y contar en inglés del uno al tres.

Cuando está motivado y en cautiverio, este mamífero marino imita sonidos en su longitud y tonalidad, recoge un artículo publicado por la revista Proceedings of The Royal Society (serie B). Además de estas palabras, Wikie fue capaz de hacer pedorretas y reproducir otros sonidos similares del ser humano.

La entrenadora consiguió convencer al cetáceo de que la imitara con bastante éxito, sobre todo en lo que a la repetición de palabras se refiere, pues acertó a articularlas bien desde el primer intento. Mediante estas prácticas los estudiosos intentaron explicar por qué las distintas poblaciones de orcas desarrollan ‘dialectos’ diferentes en la naturaleza.

/psg