La sexualidad es una parte muy importante de nuestras vidas pero sigue generando bastante confusión. Años de supuesta liberación no han sido suficientes para acabar con el tabú que rodea al sexo, y aunque es un asunto que nos interesa a todos (aunque muchos lo nieguen), nos cuesta mucho hablar sobre él.

Teniendo en cuenta todas las herramientas que tenemos para saber sobre el tema, es trágico que muchas personas sigan teniendo una vida sexualinsatisfactoria o falta de información (algo que, probablemente, arruina también su vida amorosa) por no tener algunos conceptos claros. Por este motivo, Tracey Cox, la experta en relaciones sexuales más mediática de Reino Unido, se ha propuesto recopilar aquellas dudas que todo hombre quiere resolver sobre el sexo en ‘Daily Mail’.

“Llevo más de 30 años investigando sobre la vida sexual y aunque el tiempo ha pasado, cada generación de hombres sigue estancada en las mismas preguntas que sus padres, abuelos y resto de familiares”, asegura la experta.

“Qué hacer para que mi pene sea más grande”

Los hombres están más obsesionados con el tamaño de su miembro que las mujeres. En algún momento de su vida, lo miden y en su mente, un centímetro arriba o abajo se convierte en un mundo: algo que para ellas es insignificante porque la mayoría de las terminaciones nerviosas se encuentran en los tres primeros centímetros de la vagina.

La investigación sugiere que el grosor es mucho más importante que la longitud y mientras que ellas fingen envidiar a otras cuando casualmente caen en la conversación de que sus preferencias son grandes, realmente los que la tienen demasiado enorme son aquellos que más asustan y crean más problemas y dolores. A pesar de esto, ¿hay alguna manera de alargarlo?

“Las mujeres fingen orgasmos con tanta frecuencia que la mayoría de los hombres no tiene ni idea de qué es real y qué no”

La cirugía de agrandamiento aún está muy lejos de ser perfecta, pero es todavía poco común. Hay alguna evidencia de que las bombas de vacío para el pene ayudan a construir erecciones más saludables, más fuertes y más completas. Al bombear sangre a las cámaras del miembro, la mantienes oxigenada y gozan de un buen funcionamiento. Sin embargo, aparte de este sistema, tienes que conformarte con lo que tienes.

“Que lo parezca”

Los hombres siempre se quejan de que ellas no realizan esta prática y no entienden por qué. Es cierto que el flujo seminal de los hombres contiene una gran cantidad de nutrientes, pero también es cierto que puede resultar dañinopara las personas que lo ingieren. Para empezar, el sexo oral es algo de dos, en el que las dos partes deben sentirse cómodas y disfrutar. Hay personas que lo practican sin llegar a eyacular y otras que se tragan el semen sin problemas.

Todo depende. (iStock)

El sabor, color e incluso densidad del semen varía según la persona y otros aspectos como la alimentación. Diversos estudios han demostrado que la ingesta puede tener efectos antidepresivos o incluso ayudar a prevenir el cáncer, pero también transmitir numerosas enfermedades de transmisión sexual. Tracey asegura que se trata más de que parezca que lo ingiere que de sentir realmente que lo está haciendo: “Está en tu cabeza, podéis llegar al punto de la eyaculación mientras piensas que lo va a hacer y cuando llegues al orgasmo, no hacerlo, vas a tener la misma sensación de placer”.

“Qué hago para durar más”

No hay ninguno periodo de tiempo “oficial” que defina que padezcas eyaculación precoz. La definición más citada es si el orgasmo es demasiado rápido para tu satisfacción o la de tu compañero. La mayoría no saben que muchos eyaculan a los dos minutos, y otros, a los cuatro. Hay formas para que dure más tiempo, pero su efectividad depende de los factores que adelantan tu eyaculación.

Existen aerosoles bastante efectivos (aunque algunos anestesian y quizá no sea lo ideal), usar condón o las masturbación también ayuda. Hazlo justo antes de una sesión de sexo y durarás más tiempo la segunda vez. Cuando nos masturbamos aprendemos a controlar nuestros orgasmos: cómo son, cuándo llegan y dónde tocar para que sean más o menos intensos. Si practicamos el onanismo a menudo, hombres y mujeres podemos aprender a frenar o acelerar la llegada de nuestro propio clímax, y, una vez en pareja, ponerlo en práctica para aguantar más o menos.

Puedes realizar también ejercicios de Kegel: pensados para ejercitar y fortalecer los músculos pélvicos. Un estudio realizado en 2014 reiteró la importancia que tiene realizar estos ejercicios para disfrutar de una vida sexual sana. Según los investigadores, resultan especialmente beneficiosos para ayudar a las mujeres a alcanzar el orgasmo, pero también para los hombres: “Los varones que ejercitan los músculos del suelo pélvico pueden durar hasta cuatro veces más durante una sesión de sexo heterosexual”, aseguraron los autores del estudio.

Los hombres están obsesionados con el tamaño de su miembro cuando es más importante el grosor que la longitud

Otra práctica que puedes realizar es apretar el pene: “Hay que aplicar una presión firme con el pulgar y el dedo índice y tratar de enfocar el movimiento sobre la uretra, el tubo que recorre la parte inferior del pene”, explica la experta. Esta técnica puede ayudar a retrasar el orgasmo masculino y disminuir momentáneamente la tensión sexual. Un apretón que reprime la eyaculación y, por tanto, aguantar más tiempo.

“Qué hacer cuando no puedo tener una erección”

Relájate y primero averigua si el problema es psicológico o físico. Algo que debes tener muy en cuenta es tu salud porque hay varios factores que están causando esta disfunción eréctil. Hay estudios que indican que con un abdomen cuya circunferencia mida más de un metro, las erecciones pueden llegar a ser el doble de difíciles. Otra de las causas es que cuanto más fumes, muchas más probabilidades tendrás de sufrir un gatillazo. El tabaco daña el epitelio (revestimiento) de los vasos sanguíneos, afectando a la masa muscular del pene y obstaculizando la circulación de la sangre.

¡Sorpresa! (iStock)

“El estrés laboral está directamente relacionado con los problemas de erección. Si a eso le sumas que duermes mal y haces poco ejercicio, es la fórmula perfecta para que tu miembro no se levante”, asegura Tracey. Lavarte bien los dientes sin olvidar las encías está relacionado también con tu rendimiento en el sexo. La British Dental Health Foundation informa de que cuatro de cada cinco hombres con disfunción eréctil tienen también enfermedades periodontales.

“Cómo saber si está fingiendo”

“Las mujeres fingen orgasmos con tanta frecuencia que la mayoría de los hombres no tiene ni idea de qué es real y qué no. Lamento ser franca, pero realmente es la verdad”. Ellas suelen hacerlo para no hacer sentir mal a su pareja y que no piensen que lo están haciendo mal o no les está gustando. Es casi imposible saber con certeza si lo ha tenido o no, pero puedes fijarte en un rubor rojo en sus pecho, en la sensibilidad del clítoris inmediatamente después del orgasmo o como consecuencia del aumento de la presión sanguínea, los labios se hinchan, enrojecen y humedecen de forma natural.

“¿Eyaculan realmente?”

Sí. En la mayoría de las mujeres, los movimientos que les conducen a la eyaculación deben ser rítmicos y continuados. Y es muy importante que cuando sientan que están a punto de sacar el líquido, no se contraigan por miedo, sino al revés, que ’empujen’ hacia fuera para conseguirlo. También hay otro tipo de estimulación, que se puede llevar a cabo analmente, haciendo ese movimiento en la pared que toca la vagina.

Cuando nos masturbamos aprendemos a controlar nuestros orgasmos: cómo son, cuándo llegan y dónde tocar para que sean más o menos intensos

Con una musculatura vaginal bien tonificada es más fácil conseguirla y poder provocarla a gusto de cada mujer. De todas formas, no es lo más habitual. En la mayoría de ocasiones simplemente ocurre por una mezcla de factores. Siempre será más fácil si la mujer está excitada. Eso no es un experimento científico. Se trata de pasárselo bien y de no obsesionarse.

“¿Quieren hacer tríos?”

“Ten cuidado con lo que deseas”, dice la experta. La idea de hacer un trío es muy atractiva para los hombres pero la realidad es que a menudo es estresante y destruye su ego. ¿Por qué? Esto se debe a que muchos tienen ansiedad por el rendimiento cuanto se enfrentan a algo que anhelan, y ellas disfrutan de su sexo más de lo que espera, lo que lleva a tener problemas de celos y malos sentimientos.

Acepta que no la vas a convencer, aunque nunca se sabe: según un estudio realizado en la Universidad de Finlandia, los deseos ocultos de las féminas varían en función del momento del ciclo menstrual en el que estén, así que quizá un día tengas suerte y lo consigas.

/psg