El diario Los Andes de Mendoza conversó con Jason Contreras un joven de 18 años quien, junto a su madre, viajaba en el bus que se accidentó esta madrugada en Argentina, lo que provocó la muerte de tres menores de edad.Contreras, jugador de la escuela de fútbol Colo Colo-Lo Boza quedó con lesiones menores y en su conversación con el periódico, relató la tragedia.

El joven dijo que el bus circulaba “muy rápido” y que comenzó a “adelantar camiones en las curvas”.En efecto, el joven contó que minutos antes del accidente, el profesor a cargo del grupo, les pidió que se colocaran el cinturón de seguridad.

“La gente le gritaba que venía muy rápido. Cuando pasamos la frontera, quiso adelantar a un camión. Y se tiró hacia el lado, ahí fue cuando nos tumbamos” dijo.

Sobre el momento del accidente, Contreras contó que “vi cómo se explotaban los vidrios. Todo. Después salimos y vimos a toda la gente llorando”.

Su madre, Ruth Rosas, también responsabilizó al conductor del bus en su relato al diario Los Andes. “Apenas llegamos a Argentina el chofer quiso adelantar un camión pero le tocó un bus de frente, él se tiró a la orilla y empezamos a dar vueltas. Quedamos todos colgados, no podíamos salir y fallecieron tres que iban con nosotros”.

“Quedamos todos conscientes, fue como una pesadilla de la que no nos podíamos despertar” dijo Rosas, quien según el relato de la publicación. sostuvo que fue desesperante escuchar los gritos de la madre de uno de los menores fallecidos.

/gap