El evento, que llegó de la mano de DHL como socio logístico oficial de la competencia, aterriza en el país con 10 equipos, 20 pilotos y 40 automóviles que recorrieron tres comunas de Santiago a 220 kilómetros por hora. A toda esta exhibición se suman múltiples avances tecnológicos en materia logística, evitando así un mayor impacto medioambiental. De hecho, buscando optimizar el consumo de energía, los autos se quedaran en América en vísperas de su próxima carrera en México, evitando trasladar todos los equipos devuelta a Europa.

Para la realización de este evento, se ha transportado a Chile más de 450 toneladas de equipos, equivalentes a dos aviones Boeing 747 a máxima capacidad, o a 25 containers de carga marina. Esta temporada cuenta con 12 carreras que se llevarán a cabo en ciudades de cuatro continentes, lo que representa más de 52 mil kilómetros recorridos con soluciones logísticas rápidas, eficientes y transformadoras.

“Apoyamos iniciativas amigables con el medio ambiente como es la Fórmula E. Como muestra, contamos con el programa GoGreen y hemos mejorado nuestra meta para reducir la huella de carbono al 2050 con Cero Emisiones,” sostuvo Germán Arango, Managing Director de DHL Supply Chain Argentina y Chile.  “Además, nos aseguramos que los autos y componentes lleguen a su destino en tiempo, de manera eficaz y segura en esta competencia”, agregó el CEO para Sudamérica de DHL Global Forwarding, Alberto Oltra.

Tecnología sustentable

La tecnología que caracteriza a los vehículos de la competencia forma parte de la mencionada política global, GoGreen, cuya finalidad es poder reducir las emisiones de carbono en el mundo. Esta iniciativa permite que se pueda acercar cada vez más al objetivo, de convertirse en la empresa rectora para la logística del futuro, con un enfoque totalmente sustentable.

De esta forma, ha aumentado los esfuerzos por utilizar tecnologías de propulsión alternativa, como los vehículos autónomos, que pueden brindar una amplia gama de beneficios incluyendo mayor seguridad en el camino, aumento en la eficiencia del uso de combustible y menor impacto ambiental.

En esta materia, en Chile existen actualmente dos vehículos eléctricos desde diciembre de 2017, que no solo buscan reducir las emisiones de los autos sino que buscan implementar en la sociedad alternativas de emisión limpia.

/gap