Ya estamos inmersos en noviembre y nada sabemos sobre el misterioso objeto que se acerca a nuestro planeta. El cuerpo espacial fue identificado por primera vez en septiembre de este año por un equipo de investigadores del Observatorio de Hawái. Bajo el nombre de ‘Asteroide 2020 SO’, se calculó y simuló la trayectoria de este objeto que se acerca a la Tierra. Por lo que sabemos, la trayectoria en este momento es algo caótica, por lo que seguramente variará a medida que se acerque y se hagan cálculos más precisos.

La NASA confirmó que no se trata de un asteroide, ya que el objeto que se aproxima en sí es extraño: se mueve más lento de lo normal, para los estándares de los asteroides. Paul Chodas, director del Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, dijo que por las medidas que tiene (casi ocho metros) y la característica descrita anteriormente, se cree que podría ser los restos de un cohete utilizado en una misión a la Luna, más concretamente la etapa superior del cohete Centauro que impulsó con éxito el módulo de aterrizaje Surveyor 2 de la NASA a la luna en 1966 antes de que fuera descartado. Pero lo cierto es hasta día de no sabemos absolutamente nada, ni qué es ni tampoco su ubicación. Por lo que hasta el momento se trata de un misterioso objeto acercándose hacia nuestro planeta. Pero ahora tal vez tengamos más pistas sobre su verdadero origen.

Misteriosa explosión

Según informa el portal astronómico SpaceWeather, un astrónomo llamado Lee McClair registró durante la tarde del jueves 5 de noviembre una misteriosa explosión de gran poder en la proyección de la constelación Cygnus. Las imágenes de McClair fueron confirmadas por otros astrónomos residentes al este de Estados Unidos: una especie de nube con un núcleo brillante era visible en todo Texas. Pero la gran pregunta que se hacen los expertos es: ¿qué fue lo que provocó tal explosión?

“Cerca de Cygnus/borde de MW alrededor de las 8 de la tarde hora central, vimos una gran nube blanca/brumosa sobre el lago Amistad en el oeste de Texas”, describió McClair. “Sabía que era algo inusual y cuando saqué mi cámara para obtener una imagen muy borrosa ya que se estaba desvaneciendo. Tan inusual pero genial”.

explosion nave extraterrestre - Astrónomos captan la explosión de una nave extraterrestre cerca de la Tierra

La explosión fue rápida, lo que significa que la nube se expandió en tan solo unos minutos, llegando hasta cientos de kilómetros de diámetro. Y es aquí donde comienza la controversia. El único objeto que podría crear tal explosión sería una nave espacial o un asteroide. En el caso de que fuera la explosión de algo más grande, como una estrella o un planeta ubicado en algún lugar a una gran distancia, entonces el crecimiento de una nube brillante de productos de la explosión duraría meses. Por lo tanto, solo hay dos opciones: un asteroide o una nave espacial.

Según algunos expertos, es poco probable que su origen sea un asteroide, ya que entonces podría haber sido destruido por una colisión con otra roca espacial o por algún tipo de arma para crear una onda expansiva de tal magnitud. Dado que no existe, en la Tierra, un arma que destruye asteroides solo queda la opción de la explosión de una nave espacial. Los astrónomos sugirieron que podría ser el vehículo de lanzamiento parcialmente reutilizable de dos etapas Falcon 9 de SpaceX.

El último lanzamiento del Falcon 9 fue el 6 de noviembre y el penúltimo en octubre. Por lo tanto, el Falcon 9 que fue lanzado el 6 de noviembre no pudo explotar el 5 de noviembre. Sin embargo, queda un tercer Falcon 9. Pero el problema es que los tanques de la etapa de refuerzo desechados se agotan en el espacio, por lo que los vapores restantes no son suficientes para provocar una explosión de tal magnitud. Además, si asumimos que no había vapores, sino tanques llenos, entonces, para que exploten, el oxidante debe mezclarse con combustible, lo cual es imposible en el vacío.

explosion una nave extraterrestre - Astrónomos captan la explosión de una nave extraterrestre cerca de la Tierra

Por lo tanto, algunos expertos en la materia creen que podría ser un satélite militar portando un arma nuclear que explotó. Pero también cabe la posibilidad de que se trate de alguna nave nodriza extraterrestre, que pudo destruir el misterioso objeto que se dirigía hacia la Tierra, e incluso que pudo estrellarse contra una roca espacial. Estas son algunas de las teorías propuestas, pero estamos seguros de que rápidamente todas estas teorías serán desacreditadas y ofrecerán una explicación que la gente aceptará fácilmente.

/psg