“Mediante el presente, informo a usted que tanto intendentes, gobernadores, asesores a honorarios y funcionarios cercanos a las autoridades deberán cesar en sus cargos el día 11 de marzo de 2018”.

Así comienza la Círcular 74 del ministerio del Interior y Seguridad Pública, enviada el 13 de diciembre del año pasado -es decir, en la semana previa a la segunda vuelta presidencial-, y firmada por el subsecretario de la cartera, Mahmud Aleuy. ¿El objetivo? Normar la permanencia de los funcionarios en el proceso del cambio de mando a Sebastián Piñera.

De hecho, uno de los puntos del breve instructivo de dos párrafos plantea que no se aceptarán motivos ni situaciones administrativas que prolonguen la estadía más allá del día donde asume Piñera.

“No será posible ejercer feriados, permisos o licencias, más allá de la fecha recién indicada, por lo que aquellas solicitudes que comprendan días posteriores a la data en cuestión serán rechazadas”, señala la circular.

Aunque inicialmente había trascendido que la instrucción involucraba a asesores, funcionarios de confianza y jefes de división vinculados a la subsecretaría de Aleuy, lo cierto es que la orden se extiende a todo el ministerio y sus reparticiones.

Así, por ejemplo, el documento se distribuyó a las intendencias y gobernaciones, las unidades de Relaciones Internacionales y Apoyo Estratégico, y a áreas que dependen del ministerio, como el programa Estadio Seguro.

/gap