Astrónomos del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) que operan la nave espacial HINODE han observado el campo magnético más potente jamás medido directamente en la superficie del Sol.

Al analizar los datos durante 5 días en torno a la aparición de este campo magnético, los astrónomos determinaron que se generó como resultado de la salida de gas de una mancha solar que empuja contra otra mancha solar.

El magnetismo desempeña un papel crítico en varios fenómenos solares, como erupciones, eyecciones de masa, filamentos de flujo y calentamiento coronal. Las manchas solares son áreas de campos magnéticos concentrados.

Una mancha solar generalmente consiste en un núcleo oscuro circular (la umbra) con un campo magnético vertical y filamentos alargados radialmente (la penumbra) con un campo horizontal. La penumbra alberga un flujo de gas hacia afuera a lo largo de los filamentos horizontales. La oscuridad de la umbra generalmente se correlaciona con la intensidad del campo magnético. Por lo tanto, el campo magnético más fuerte en cada mancha solar se encuentra en la mayoría de los casos.

Joten Okamoto (miembro de NAOJ) y Takashi Sakurai (profesor emérito de NAOJ) estaban analizando datos tomados por el Telescopio Óptico Solar a bordo de HINODE, cuando notaron la firma de átomos de hierro fuertemente magnetizados en una mancha solar.

Sorprendentemente, los datos indicaron una intensidad de campo magnético de 6.250 gauss. Esto es más del doble del campo de 3.000 gauss que se encuentra alrededor de la mayoría de las manchas solares. Anteriormente, los campos magnéticos tan fuertes en el Sol solo se habían inferido indirectamente. Más sorprendentemente, el campo más fuerte no estaba en la parte oscura de la umbra, como era de esperar, sino que estaba en realidad ubicado en una región brillante entre dos umbras.

HINODE rastreó continuamente la misma mancha solar con alta resolución espacial durante varios días. Esto es imposible para los telescopios terrestres porque la rotación de la Tierra hace que el Sol se ponga y que la noche caiga sobre los observatorios. Estos datos continuos muestran que el campo fuerte está siempre en el límite entre la región brillante y la superficie, y que el gas fluye horizontalmente a lo largo de la dirección de los campos magnéticos sobre la región brillante hacia abajo en el Sol cuando lo alcanzaron fuerte área de campo.

Esto indica que la región brillante con el campo fuerte es una penumbra que pertenece a la umbra sur. Los flujos de gas horizontal desde la sombra sobre los campos cercanos a la otra, y la intensidad del campo a más de 6.000 gauss.

Okamoto explica en un comunicado: “Los datos continuos de alta resolución de HINODE nos permitieron analizar las manchas solares en detalle para investigar la distribución y evolución del tiempo del campo magnético fuerte y también del entorno. Finalmente, el misterio del mecanismo de formación de un campo más fuerte una umbra más que en la umbra, ha sido resuelto”.

/psg