El hipopótamo “Gustavito”, único ejemplar en el zoológico de El Salvador, falleció luego de días de sufrimiento tras ser agredido por desconocidos la semana pasada, según informó la Secretaría de Cultura.

La fuente detalló que desde el pasado 22 de febrero “se observó que el hipopótamo no mostró su conducta habitual, pasó sumergido en la piscina del recinto y no consumió los alimentos” y presenta “hematomas, laceraciones en la cabeza y cuerpo”.

Las autoridades explicaron que las heridas fueron hechas “con objetos contundentes y cortopunzantes por personas desconocidas e inescrupulosas”.

El equipo de biólogos y veterinarios del Zoológico Nacional inició el protocolo de emergencia hacia Gustavito, el cual contemplaba la observación médica las 24 horas. El hipopótamo, de 16 años y único ejemplar de esta especie en el país centroamericano, fue atendido “desde el primer momento” por personal veterinario en el zoológico, que fue cerrado temporalmente para brindar mejor atención al animal.

La titular de Cultura, Silvia Elena Regalado, se mostró indignada y condenó el hecho mediante un comunicado de prensa, en el que aseguró que ha “girado las instrucciones para que las medidas de seguridad propias sean redobladas” con el apoyo de la Policía. Además, su oficina calificó al ataque como “cobarde e inhumano” y lamentó el deceso del animal.

A lo largo de la jornada de hoy, veterinarios especialistas realizarán la necropsia del cuerpo para determinar, con precisión y detalles, las causas de la muerte.

“Gustavito” llegó a El Salvador en octubre de 2004, tres meses después de la muerte de “Alfredito”, hipopótamo que vivió durante más de 28 años en el único zoológico público del país centroamericano.

El hipopótamo era uno de los animales más queridos por los salvadoreños, quienes expresaron su indignación por la agresión y se cuestionaron la seguridad del recinto, del que pidieron su cierre definitivo.

/Infobae
/gap