Está tranquilo en su casa u otro lugar y recibe una llamada en la que una persona con un acento particular le hace una oferta que asegura es imperdible. Y pese a que usted la rechaza una y otra vez, insisten.

Seguro que esto le resulta conocido. Empresas que nos bombardean a través del correo o teléfono con publicidad de productos o servicios que no queremos. Pero ¿sabía que existe una herramienta llamada “No Molestar”? Es del Sernac y en ella usted puede pedir que no le sigan insistiendo.

De acuerdo a información solicitada vía Ley de Transparencia, desde agosto de 2013 hasta diciembre de 2017, más de 78 mil consumidores solicitaron a través de la web de dicho organismo que las empresas evitaran molestar con promociones ni por celular, teléfono fijo, mensajería de texto o correo postal, como indica la ley.

Según los registros de esa entidad, son las empresas de telecomunicaciones las que más solicitudes de este tipo han recibido. De hecho, de las diez primeras, siete son de este sector.

Respecto del número de personas que han presentado una solicitud, Felipe Bravo, profesor de derecho económico de la Universidad Católica, estima que “son pocas, considerando la masividad con que se envía publicidad o información no deseada a los consumidores”, añadiendo que esto refleja que “las personas acceden a la herramienta como última instancia”.

/gap