Charli Jones Parker tiene 31 años. Hasta agosto pasado era maestra de gimnasia en la Academia Pickens, de Alabama. Un colegio de enseñanzas cristianas, muy respetado por la comunidad. Ahora, ha sido acusada de abusar de dos de sus estudiantes de 16 años.

Detenida aquel mes de 2017, Parker apeló la decisión por la cual permanece tras las rejas. Fue sentenciada a 12 años de prisión, pero solo purgará tres. Otros cinco hará trabajos comunitarios, según el acuerdo al que arribó por haber reconocido el delito.

Charli Jones Parker con el equipo de basquet femenino que entrenaba en Pickens Academy

Charli Jones Parker con el equipo de basquet femenino que entrenaba en Pickens Academy

Pero entre sus argumentos sobresale uno insólito. La ex profesora de gimnasia argumentó que era inconstitucional prohibirle a una maestra tener sexo con sus alumnos. Los abogados de Parker indicaron ante la Corte de Alabama que la ley viola la cláusula de equidad porque trata a los maestros de forma diferente a otras profesiones.

Según los letrados, en su escrito señalaron que la ley criminaliza lo que Parker describió como relaciones sexuales consensuadas y privadas. La edad de consentimiento en ese estado norteamericano es de 16 años, la que tenían las víctimas de la profesora.

Charli y Jamie Parker durante un partido de básquet, junto con  su pequeño hijo

Charli y Jamie Parker durante un partido de básquet, junto con  su pequeño hijo

La ley de Alabama no considera que sea un crimen en otras ocupaciones tener sexo consentido con alguien de 16, 17 y 18 años, aún cuando haya una posición de confianza y autoridad. Los empleados de colegios están siendo enviados injustamente a prisión por algo que, como mucho, le costaría su trabajo o la licencia a otras profesiones“, manifestó su abogada Virginia Buck.

La letrada insistió: “Ciertamente, cualquiera que tenga contacto sexual con alguien sin su consentimiento, o esté por debajo de la edad de consentimiento, debería ser castigado penalmente. Pero enviar a prisión a alguien por tener sexo consentido con alguien por encima de la edad de consentimiento, solo porque son empleados de una escuela, es un trato diferente a cualquier otro“.

Charli Jones Parker en agosto pasado, cuando fue detenida por segunda vez. Fue condenada a 12 años de prisión por abuso de menores

Charli Jones Parker en agosto pasado, cuando fue detenida por segunda vez. Fue condenada a 12 años de prisión por abuso de menores

Los hechos que se le imputaron a Parker se remontan a 2014, y en 2016 fue detenida por primera vez. Tuvo sexo once veces con uno de los estudiantes entre octubre de aquel año y marzo de 2016. Las locaciones de los encuentros íntimos fueron de lo más diversas: su vivienda y hasta un cementerio. Y en junio de ese año tuvo otro encuentro sexual con otro alumno.

Pero la historia no termina allí. Al parecer, el matrimonio ya tenía antecedentes de abusos contra estudiantes. Su marido, Jamie Franklin Parker, también fue denunciado por tener sexo con una alumna seis veces en su casa. El hombre cumplía funciones como entrenador de baloncesto masculino en la misma institución que su esposa.

/gap