En la vida siempre hay dos caminos unidos por una decisión, que al tomarse los separa irremediablemente, y la ruta que elijas, cambiará tu vida para siempre, sea para bien o para mal. Estas son las formas en que el amor nos cambia la vida:

¿Me quiere o no me quiere?

Deshojar margaritas no es un juego cuando tienes que decidir si esa persona con quien quieres tener una relación seria está realmente enamorado de ti. Si aciertas, el amor te cambiará la vida porque tendrás la oportunidad de construir una relación sólida, si te equivocas, tu vida también se transformará porque habrás aprendido a reconocer a un “Don Juan”.

Ir al altar

El matrimonio puede ser la decisión más importante que tomes en tu vida. Si te casas bien, con un hombre que te respete y entienda, podrás ser la mujer más feliz del mundo y los pequeños problemas de la convivencia no debilitarán tu relación; pero, si por el contrario te sale un mal marido, abusador, perro y demás adjetivos descalificativos, tu vida se transformará en un infierno del que la única salida será el divorcio.

Infidelidades

Ser o no infiel, perdonar o no una infidelidad. El camino que decidas no solo cambiará tu vida sino que también te transformará por dentro, pues si eres infiel, la culpa te carcomerá el corazón; pero si perdonas una infidelidad tendrás que continuar tu vida de pareja con la extraña sensación de haber escondido el mugre debajo del tapete después de barrer.

Convertirte en madre

Tener un hijo no es solo una de las experiencias más trascendentales para una persona, sino que también te atará de por vida a la persona con quien decidiste engendrar. El rumbo que tome tu suerte dependerá de si fue una buena o una mala elección, porque no existe nada peor que una paternidad mal compartida.

Separarse o aguantar

Cuando tu relación ha llegado a un punto en el que el aburrimiento o el abuso la hace insoportable, tienes que decidir entre aguantar hasta que el cuerpo y el alma no den más, o separarte, alejar tu camino del de la persona con quien en algún momento soñaste construir un hogar. Aquí el amor te ha cambiado la vida, para mal si sigues con quien te maltrata y para bien si optas por abrir tus alas hacia la libertad.

Darse otra oportunidad

La relación ha terminado, pero eso no significa que tu vida también. No es cierto que todos los hombres sean iguales y estén cortados con la misma tijera. Puede que existan muchos hombres malos, pero también hay muchos hombres buenos que están esperando a una persona como tú. Por esta razón hay que darse la oportunidad de conocerlos.

/gap