El socialismo es un error intelectual, el cuál puedo demostrar y se ha demostrado teóricamente. El gran problema es que vende y el drama, que las sociedades idiotas compran.

Cómo no va vender? Si ofrece todo gratis con el mínimo esfuerzo.  El origen del fracaso socialista  es que el Estado es el planificador central, un ingeniero social.

Vamos directo al socialismo del siglo XXI , estamos sentenciados como sociedad, no aprendimos la lección, nos costó un gobierno marxista, un golpe de estado, un gobierno militar, para  retornar a la democracia, finalmente todo fue en vano volveremos a ser un país pobre, como en antaño y volverá el totalitarismo de Izquierda, disfrazado de mesías.

El humor en Viña 2017 representa nuestra profunda crisis Social, donde un resentido, una ordinaria y un anarquista  son premiados. Esto muestra el reflejo de nuestra sociedad idiotizada y desorientada. Todos con un evidente giro a la izquierda anticapitalista pero burguesa,  con animadversión a las FF.AA, claro cuando les conviene para los incendios rogaban por estado de sitio, pro- aborto, pro- gay, pro- derechos universales y gratuidad en todo, no sé con la plata de quién, pero eso no es lo importante.  Los Chilenos se quieren reir, no hay forma de cambiar el rumbo, nos volvimos un país bananero.

Se confundió, libertad de expresión con respeto cívico y libertad con libertinaje. No se mostró  el más mínimo respeto con los artistas de trayectoria mundial y los animadores fueron sólo los encargados de entregar gaviotas, mientras ante ellos, se ha degradado a nuestras fuerzas armadas, a la mujer, al país, ya que la vulgaridad mostrada por la supuesta humorista realmente impresiosa y la guinda de la torta, Copano un inepto, irreverente y anarquista. Con el Festival nos dejaron en vergüenza a todos los Chilenos en el mundo.

Una Alcaldesa que permitió todo, ya el respeto se perdió, no estamos sólo en una crisis económica, también claramente existe una crisis social. Esta generado a la perfección el marco, para que aparezca el Mesías, como Nicolás Maduro, Rafael Correa y Evo Morales.

El gran pecado puede ser, no haber sido lo suficientemente claros todo lo que nos  costo el progreso, la importancia de ahorrar, ser ordenado fiscalmente, la creación de instituciones, el respeto cívico y por la democracia. Hacer lo correcto, no lo popular.

Ya apareció en Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Colombia y Brasil.

Ahora se viene a Chile y no hay vuelta atrás, no se aprendió ni de los ejemplos de países vecinos ni tampoco de nuestra historia.

Ojalá despertemos a tiempo como lo hizo Ecuador, Argentina, Perú y Brasil.

José Francisco Cuevas Vila
Ingeniero Comercial UNAB
Máster en Economía UNAB-IEDE
C Máster en Economía Política SMC University

/gap