Entre el martes, en la noche, y hoy, en la madrugada, se reportaron cerca de seis ataques incendiarios y otros incidentes violentos en Arauco (Biobío) y la región de La Araucanía.

Según la Asociación de Paz y Reconciliación en La Araucanía (APRA), un grupo de encapuchados armados mantienen tomada la Ruta P-70, a la altura del Puente Lleu Lleu, ruta Cañete Tirúa, y exponen una fotografía que correspondería al lugar. “Lo anterior sería con motivo del juicio que enfrenta hoy César Millanao en el Tribunal Oral de Cañete”, explica APRA en Twitter.

De acuerdo con testigos, las personas violentas que obstaculizarían la ruta están portando armas largas, AK-47 y M-16. “Hay un corte de carreteras. Tienen escopetas con alto poder de fuego. La violencia está desatada. Pedimos que el Ministro del Interior venga a Cañete, es lo mínimo que debe hacer. Cómo no van a venir a ver esta situación de violencia desatada y falta de Estado de Derecho. Esto me recuerda el accionar de las Farc y el ELN”, confirma Fernando Fuentealba, presidente del Comité de Seguridad Ciudadana de Quidico, a El Líbero.

Considera indignante que las autoridades “no tome cartas en el asunto”. Según Fuentealba, la zona está “capturada” por grupos violentos. “Los ataques de esta noche fueron sumamente coordinados: 3 cabañas en el Lago Lanalhue, una casa y una iglesia adventista en Antiquina, una capilla católica en el sector Tranaquepe en Tirúa y quemaron la casa número 48 en Tirúa“, afirmó.

Durante el ataque incendiario en el sector sector Las Quilas en el Lago Lanalhue fue encontrado un panfleto “alusivo a la causa mapuche, pidiendo la libertad de presos de la etnia y revuelta social”, según APRA, y que pertenecería a la agrupación Weichan Auka Mapu.

La senadora Carmen Gloria Aravena se pronunció respecto a la situación: “Claramente las medidas anunciadas no fueron suficientes y el infierno en que viven muchísimas familias de Arauco y La Araucanía no termina. Lentamente siguen destruyendo sin piedad”.

Original de El Líbero

/psg