El futuro parlamentario por Arica plantea que no es necesario avanzar hacia temas “más liberales”. Dice que Sebastián Piñera debe atenerse a su programa de gobierno.


Usted ya fue diputado. ¿Qué gatilló su regreso a la política y qué rol cumplirá?

Vuelvo porque la verdad que quedaron cosas inconclusas en mi gestión. Dado que aquí en Arica tenemos leyes que hace cuatro años están paralizadas y no le han dado continuidad. Por lo tanto, regreso para movilizar el tema de las leyes especiales que tiene Arica.

¿Cuál debe ser el rol de la UDI en el futuro gobierno?

Tenemos una gran esperanza en que el gobierno junto a los partidos políticos tengamos un mejor desempeño político. El desempeño económico fue bueno en el pasado, pero la parte política nos faltó.

¿El gran desafío es hacer una buena gestión política?

Efectivamente (…), la parte política faltó. Y la gente de la Concertación o Nueva Mayoría, no es cierto, trataron de desbancar por la parte política, no económica.

¿Cómo vaticina la discusión de los temas valóricos en el Congreso? Hay un sector de RN más liberal que plantea avanzar en temas como el matrimonio igualitario.

No, la verdad es que yo soy contrario al matrimonio igualitario. Cuando uno habla de matrimonio, uno sabe que habla de hombre y de mujer. Si a uno le dicen Acuerdo de Unión Civil, uno sabe que puede ser hombre y hombre o puede ser mujer y mujer, o puede ser hombre y mujer.

¿Y qué piensa de la adopción homoparental?

Yo creo que habría que solucionar el problema porque ha habido circunstancias en la cuales mujeres han tenido hijos propios. Han tenido problemas y ha tenido que salir la ley a defenderlas. Ellas tienen el derecho a tener sus hijos, igual los hombres que son transexuales o que tengan sus propios hijos. Pero yo creo que hoy día nosotros no estamos todavía preparados como sociedad para dar este paso, que hay que dar (…). El hombre no puede tener hijos propios, la mujer sí puede. De hecho, tengo una conocida -hija de un amigo- que le dice a su papá que en su mente es hombre. Por supuesto, con la desazón de los papás (…), y se transforma en mujer.

Esos son los transgéneros…

Pero por lo mismo, ¿para dónde va todo? Entonces, ella se cambia de nombre, el Registro Civil la acepta. No había ningún problema…

Entonces, ¿no se debería avanzar en estos temas?

Se puede discutir, dialogar… Yo creo que hoy las leyes avanzaron lo suficiente para resolver los problemas que tiene la comunidad. Yo en la parte sexual no me meto (…). En el tema del aborto partieron con este tema de las tres causales pero lo que pretenden, porque uno ve a las feministas que ellas dicen y declaran que ‘ellas son dueñas de su cuerpo como mujer’, y nadie más tiene que meterse. Entonces, el sector nuestro dice: bueno, cuando hay una persona al interior de su cuerpo esa persona ¿es persona o no es persona?…

¿Piñera debería atenerse al programa que presentó?

Tiene que abocarse a que la gente tenga empleo, que tenga posibilidades de obtener recursos para poder vivir de mejor manera, que llegue más inversión…

Entonces, ¿debe atenerse al programa de gobierno?

Exactamente, porque lo otro está resuelto, entre comillas.

/Entrevista de Paula Catena para La Tercera

/gap