Una nueva familia de antibióticos capaces de curar infecciones de difícil tratamiento ha sido descubierta en muestras de suelo analizadas por científicos estadounidenses, según consta en un estudio publicado en la revista Nature Microbiology.

La investigación fue llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Rockfeller (EE.UU.) y consistió en el estudio de más de mil muestras de tierra recogidas en diferentes zonas del país norteamericano.

Como resultado de los análisis con técnicas de secuenciación genética,  descubrieron unos compuestos naturales llamados ‘malacidinas’, que tienen un poderoso efecto bactericida capaz de aniquilar numerosos agentes patógenos gram positivos resistentes a los antibióticos.

Tras administrar estos compuestos a ratas de laboratorio infectadas con Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), los científicos observaron que las ‘malacidinas’ lograron curar esta afección en los roedores.

Actualmente, los autores trabajan para mejorar la efectividad de este compuesto, pero eligen no demostrar demasiado optimismo prematuro a la hora de hablar de una futura aplicación clínica de este descubrimiento.

“Es imposible decir cuándo”, si es que en algún momento sucede, “un antibiótico en una etapa temprana de descubrimiento procede al uso clínico”, expresó el doctor Sean Brady, y agregó que “existe un largo y arduo camino” desde la etapa actual del compuesto hasta llegar a “un ente utilizado clínicamente”.

/psg