Kim Kardashian tiene una de las caras más reconocibles en el mundo. Pero cuando tenía 17 años, la estrella de Keeping Up With The Kardashians se veía muy diferente.

El martes por la noche, su madre, Kris Jenner, compartió una imagen de la la esposa de Kanye West, de 37 años, donde parecía ser otra persona.

La mediática, que hizo de su imagen una marca millonaria, luce cejas finas,  pestañas muy largas y su rostro más redondo. El maquillaje que acompaña el look es en tonos beige.

Kris está posando con las más chicas de la familia, Kendall y Kylie Jenner.

En su cuenta de Instagram también compartió una foto con su famosa hija, que data de 2017. Ambas tienen el pelo platinado y lentes de contacto azul claro.

A principios de esta semana, Kim rompió Internet nuevamente . La estrella bajó de peso, y en su último posteo en Instagram exhibió sus curvas en un pequeño traje de baño.

/gap