A las 8 de la mañana de este sábado abandonó su residencia de veraneo en Bahía Coique (Ranco) el presidente electo, Sebastián Piñera, poniendo así fin a las vacaciones que inició hace tres semanas en la localidad de la Región de Los Ríos.

Para este lunes está contemplado que el futuro mandatario vuelva a instalarse en sus oficinas de Apoquindo 3000, para continuar con una serie de actividades vinculadas a la conformación de su nuevo gabinete. Una de ellas es la elección de los nuevos subsecretarios e intendentes, que según revelan fuentes del piñerismo, serán anunciados a fines de febrero.

Para la semana que se inicia, además, están contempladas nuevas reuniones bilaterales con sus ministros sectoriales. Durante sus vacaciones, Piñera se reunió con cuatro de sus futuros ministros: Gerardo Varela (Educación), Gloria Hutt (Transportes), José Ramón Valente (Economía) y Marcela Cubillos (Medio Ambiente). Además, sostuvo reuniones de trabajo con los ministros del comité político y el nuevo jefe de asesores del segundo piso, Cristián Larroulet.

Desde el equipo del nuevo mandatario aseguran que la idea es que Piñera sostenga al menos una reunión bilateral con cada uno de sus nuevos ministros, para definir las prioridades sectoriales y preparar el arribo de los secretarios de Estado al nuevo gobierno.

En los últimos días, Piñera y su círculo más cercano han ido delineando dónde estará puesto el foco en los primeros días de mandato. En esa línea, el nuevo secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, ya preparó un primer “mapa legislativo” de lo que deberían ser los primeros proyectos de ley de la administración de centroderecha. La propuesta, que está siendo analizada por el mandatario electo, contempla un conjunto de “grandes temas”, que van en línea con los ejes prioritarios definidos previamente por la nueva administración, como pensiones, crecimiento económico, La Araucanía e infancia. También se contempla avanzar en el Congreso en materia de migraciones.

Un paso posterior será coordinar esta agenda legislativa con los partidos de Chile Vamos. Por ello, a fines de febrero o a comienzos de marzo se deberían concretar reuniones institucionales con los jefes de bancadas de los partidos con representación parlamentaria -RN, UDI y Evópoli-, para definir las últimas indicaciones sustitutivas de los proyectos de ley que tiene en discusión el gobierno de Michelle Bachelet, así también como la agenda de los primeros meses del próximo periodo.

/gap