Una mujer española está enfrentando un juicio por el delito de asesinato con alevosía luego de matar a su hijo que se encontraba postrado en cama, ciego, sordo y mudo.

La anciana de 83 años de edad molió un sinnúmero de medicamentos y los mezcló con una bebida en dos vasos, le dio uno a su hijo y otro lo tomó ella, sin embargo la mujer sobrevivió luego de que la encontrara una de sus hijas, señala La Vanguardia.

La fiscalía señaló que el hombre de 64 años, que había sido declarado legalmente discapacitado por la justicia española, tenía una dependencia absoluta de su madre y que esta al ver “mermadas sus fuerzas” por la edad decidió terminar con la vida de su hijo, ya que no era capaz de cuidarlo.

Además, habría señalado que no quería que “sus otros hijos tuvieran que soportar la carga del hermano cuando ella faltara”.

/gap