Esta semana se cumplieron 13 años desde que los cuerpos sin vida de Celia y Yeimy fueron encontrados en el Bazár Glorita, convirtiéndose en uno de los crímenes más sangrientos desde que se tenga recuerdo.Ocurrió el 18 de febrero de 2005, en el local ubicado en calle Matta 2723, pleno centro de Antofagasta, en donde fueron asesinadas a martillazos, una joven vendedora y su sobrina de cuatro años. Los cuerpos fueron encontrados el 18 de febrero de 2005.

El Mercurio de Antofagasta, señala hoy que según el informe forense del Servicio Médico Legal, Celia del Rosario Legua (27) recibió 13 golpes en la cabeza, dos en la cara y seis en los brazos, estos últimos compatibles con un intento de defensa.

La niña, Yeimy Alejandra Loayza presentaba siete impactos, todos en la cabeza y rostro.Tras el asesinato hubo detenidos, sin embargo, la Fiscalía nunca determinó la responsabilidad de éstos, y el caso fue cerrado.

El homicidio de ambas antofagastinas se enmarca en la categoría de “crimen perfecto”, según detalla el mismo medio.

/gap