“No me hables, amanecí de malas”. ¿Te sucede con frecuencia? Este cambio de humor obedece a una causa: Tu postura para descansar no es la “ideal”; es decir, al dormir del lado izquierdo, y no del derecho, de la cama, ves y vives tu día de forma más positiva.

Así lo sugiere un estudio realizado por la University of Hertfordshire, a más de mil adultos. En éste se señala que “4% de quienes duermen del lado izquierdo de la cama son más proclives a despertar con energía y de buen humor”.

El lado sí importa…

Dormir del lado izquierdo de la cama podría mejorar tu salud de forma significativa. Descubre por qué.

1. Eres más sociable

Una investigación de la empresa Sealy Reino Unido señala que 8% de las personas que duermen de su lado izquierdo tienen mayor probabilidad de tener amigos y que les guste su trabajo.

2. Durante el embarazo

De acuerdo a la Fundación Nemours, dormir de lado izquierdo evita que el útero haga presión al hígado y mejora el flujo de sangre al feto.

3. Estimula el flujo sanguíneo.

4. Ideal si tienes acidez

Cuando descansas de este lado el esfínter se encuentra por encima de tu estómago, evitando así el reflujo.

5. Alivias el dolor de espalda y cuello

Coloca una almohada bajo tu cabeza; con esto tu columna vertebral descansa en una posición más natural.

6. ¡Mayor unión!

Si es una postura que compartes con tu compañero, es posible que sea señal de una buena relación de pareja.

7. Contribuye a la desintoxicación del cuerpo.

Sin embargo, antes de optar por una postura al dormir es necesario que consultes con un experto de la salud, para descartar posibles lesiones o problemas salud que te puedan impedir dormir del lado izquierdo de la cama.

/psg