La comisión de Constitución del Senado decidió recomendar a la Sala al ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Raúl Mera, como nuevo integrante de la Corte Suprema.

La decisión se tomó por mayoría de los integrantes de la instancia, pese a los reparos y cuestionamientos que plantearon principalmente desde el Partido Socialista y el PPD a su nombre, desde donde incluso habían solicitado al Presidente Sebastián Piñera retirar su candidatura al máximo tribunal.

El argumento para oponerse es su fallo absolutorio en el caso los Queñes. En la sentencia fueron absueltos cuatro ex carabineros (dos ex oficiales y dos ex suboficiales) acusados del crimen de los ex frentistas Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, cuyos cuerpos aparecieron en el río Tinguiririca en octubre de 1988 con evidentes signos de tortura.

Además apuntan a él porque rechazó recursos de protección presentados por la comunidad, en medio de la crisis medioambiental que afectó a Puchuncaví y Quintero.

Esos mismos argumentos fueron nuevamente hoy planteados en la sesión por los senadores Alfonso de Urresti (PS) y Pedro Araya (ind-PPD) frente al propio Mera que fue invitado a exponer y el ministro de Justicia, Hernán Larraín.

Ambos legisladores anunciaron además que su postura era la de sus respectivas bancadas, adelantando el debate que podría darse en la Sala donde Mera requerirá de 2/3 de los votos a favor.

Mientras que a favor estuvieron los senadores Francisco Huenchunilla (DC)- quien recalcó que él hablaba a nombre propio y no de todos los legisladores de la falange- y los representantes de Chile Vamos, Ena von Baer (UDI) y Rodrigo Galilea (RN). Estos últimos participaron de la comisión en reemplazo de los miembros titulares hasta ayer, Víctor Pérez y Andrés Allamand, respectivamente, quienes fueron nominados como nuevos ministros de Gobierno (Interior y Relaciones Exteriores).

Defensa del ministro Larraín a Mera

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, cerró la sesión haciendo una defensa de la nominación hecha por el Presidente Sebastián Piñera quien impulsó a Mera como candidato al máximo tribunal.

“Efectivamente yo entiendo que estas decisiones como lo son la de aprobar o no personas que se promueven para la Corte Suprema, otro día en otras instancias, son más que decisiones de partido. Por lo tanto, más que una decisión fundada en criterios políticos, en donde además nuestro sistema no existen las órdenes de partido, son decisiones de consciencia, son decisiones que se toman libre e independientemente, espero que eso se mantenga también en esta situación”, planteó el secretario de Estado.

Respecto a los fundamentos esgrimidos por los legisladores del PS y el PPD, el ministro Larraín sostuvo que”solo quiero subrayar que efectivamente se está haciendo un juicio muy lapidario respecto de un fallo en un caso en donde participaron nueve jueces: el ministro Mera, los tres ministros de la Corte de Apelaciones y los cinco de la Corte Suprema y de esos nueve jueces, siete estuvieron en la misma posición del ministro Mera”.

En ese sentido agregó que considerando lo anterior que “hay que tener especial cuidado con los calificativos que se hacen a propósito de ese fallo”.

Esto porque según dijo “si por ese fallo, en donde hubo siete opiniones similares y en opinión de algunos sería un obstáculo que impediría que el ministro Raúl Mera integrara la Corte Suprema, por esas mismas razones no debieron haber sido ministros de la Corte Suprema Milton Juica, Lamberto Cisternas, y Guillermo Silva. Y esa conclusión demuestra que no es un juicio que tenga fundamento, ni piso suficiente. Lo demás lo reafirmaremos en la Sala”.

/psg