Indignación ha provocado a nivel nacional el rayado que sufrió una ballena azul que varó en la zona del Estrecho de Magallanes, animal que finalmente falleció. Ahora se suma una nueva polémica: dos jóvenes se subieron al cadaver de la ballena para tomarse una fotografía.

Las imágenes fueron viralizadas por el Twitter de Sernapesca, institución gubernamental que repudió el hecho. Por su parte, la ONG Greenpeace condenó el actuar de la gente.

“Las imágenes que hemos visto son muy tristes. No solo por la ballena azul que ha terminado varada, sino especialmente por la actitud de las personas ante una especie majestuosa y en peligro de extinción. Ver que han marcado la ballena con mensajes amorosos y que la gente ha disfrutado sacándose selfies es doloroso e indignante“, expresó la organización internacional.

Agregaron que “es una triste demostración de que todavía hay personas que ven a los animales como seres infinitos y desechables. Sería interesante que las autoridades, además de investigar las razones del varamiento, aclaren si es que uno puede hacer lo que quiera con un animal muerto“.

La ballena azul varada ha sido una sorpresa para los investigadores, ya que el ejemplar, de casi 21 metros, es el primero del que se tenga registro en esta zona del Estrecho de Magallanes. Respecto de las razones de su muerte, se investiga si es que tuvo que ver con alguna enfermedad o algún golpe con una embarcación, tras lo cual fue arrastrada hasta las costas.

/gap