El cuadro de Santiago Wanderers se despidió este miércoles eliminado de la Copa libertadores 2018, luego de caer por un contundente 3-0 (5-1 en el global) ante Independiente Santa Fe de Colombia en el duelo por la revancha de la tercera fase del torneo, que se jugó esta noche en el estadio El Campín de Bogotá con arbitraje del peruano Víctor Carrillo.

El equipo de Nicolás Córdova afrontaba este partido con la ilusión de revertir el 2-1 que cosecharon en la ida que se jugó la semana pasada en Valparaíso, buscando repetir la hazaña que lograron en la fase anterior cuando vencieron por 1-0 al Melgar peruano en Arequipa.

Sin embargo, el trámite del partido dijo otra cosa. De hecho, el primer tanto de los locales llegó luego de grosero error de la defensa caturra, cuando el zaguero Ezequiel Luna falló en el fondo y le dejó el balón servido al atacante Wilson Morelo que batió al portero Mauricio Viana para el 1-0.

Tras el descanso, otra vez apareció el ex delantero de Everton de Viña del Mar, quien a los 71’ aprovechó un buen desborde por la izquierda de un compañero para colarse por el medio y capturar de primera el pase raso, convirtiendo el 2-0 parcial.

Con su tanto, el cuarto ante los caturros tras su anterior doblete en el puerto, el artillero llegó a 10 anotaciones en Libertadores y superó al argentino Omar Pérez como el goleador histórico de Santa Fe en este torneo. Antes le había marcado un hat-trick a Colo Colo en la fase de grupos del 2015.

La goleada de los locales la cerró el defensa William Tesillo a los 78’, capturando en el área un pivoteo de su compañero Javier López tras un tiro libre servido al área.

Con ello, el elenco colombiano que adiestra el técnico Gregorio Pérez aseguró su lugar en el Grupo 4 de la Libertadores con Flamengo de Brasil, Emelec de Ecuador y River Plate de Argentina.

Por su parte, los wanderinos quedaron con escasas opciones de ingresar a la Copa Sudamericana, pues los cupos se otorgarán a los dos mejores perdedores de la fase 3.