La goleada 4 a 0 de Vasco da Gama en la ida de la tercera fase clasificatoria de la Copa Libertadores ante Jorge Wilstermann parecía sentenciar la llave que definía al primer rival de Universidad de Chile en el torneo continental.

Pero cuando hay que ir a definir a la altitud boliviana nada está dicho y más aún cuando se trata de equipos brasileños y argentinos, quienes suelen sufrir cuando suben metros sobre el nivel del mar. Así, aferrándose al factor geográfico, el equipo de Cochabamba salió con todo en busca de la hazaña y rápidamente impuso sus términos en los 2.600 metros.

En apenas 17 minutos, Jorge Wilstermann ya vencía por 3 a 0 a Vasco da Gama y quedaba a sólo un gol de igualar la llave. Los tantos de Edward Zenteno (6′), Ricardo Pedriel (7′) y Cristian Chávez (17′) hacían estallar el estadio Felix Capriles y la ilusión quedaba a sólo un paso.

Pese a atacar y atacar el arco defendido por Martín Silva, el cuarto tanto no caía en Cochabamba y mientras el reloj avanzaba, el nerviosismo aumentaba. Sin embargo, tanto va el cántaro al agua que los bolivianos tuvieron su merecido premio y Edward Zenteno, cuando el reloj marcaba los 71 minutos, anotó el 4 a 0 que igualó la llave. 

La tensión se apoderó del estadio Felix Capriles hasta que el árbitro marcó el final del tiempo reglamentario y obligó a definir todo en los penales. A diferencia de los 90 minutos, los bolivianos no estuvieron finos desde los doce pasos y fallaron tres de sus lanzamiento, dejando en bandeja la clasificación a Vasco da Gama, quienes marcaron tres tiros para imponerse por 3-2 y así avanzar a la fase de grupos. 

Así, después de una intensa llave clasificatoria, los brasileños compartirán grupo con Universidad de Chile, Racing y Cruzeiro, siendo su primer partido ante los azules, el próximo 13 de marzo, a contar de las 21:30 horas, en Rio de Janeiro.

/gap