A raíz de la crítica situación que vive desde hace años Venzuela, tres universidades del país elaboraron la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana (ENCOVI) con el objetivo de “identificar los principales problemas que vulneran los derechos esenciales” de la gente, “determinar la percepción de seguridad pública de los venezolanos”, y “dar cuenta de las disparidades socioeconómicas de la población”.

La Universidad Simón Bolívar (USB), la Central de Venezuela (UCV), y la Católica Andrés Bello (UCAB) iniciaron este proyecto ante la falta de datos oficiales “que permitan conocer la realidad social del país”. El informe se centra en siete ejes: pobreza, alimentación, salud, educación, seguridad personal, emigración y trabajo.

Uno de los datos más alarmantes que arroja este estudio está relacionado a la alimentación. Según la ENCOVI, durante 2017 la población perdió, en promedio, 11,4 kilos como consecuencia de la grave escasez que azota al país desde hace años.

Casi el 90% de los encuestados sostuvo que el ingreso familiar “no es suficiente” para la adquisición de alimentos. El 78.6%, en tanto, aseguró que en los últimos tres meses comió menos porque no consiguió alimentos.

/gap