Nicolás Jarry (94°) sigue su semana de ensueño en la arcilla de Río de Janeiro. El chileno venció este viernes a Pablo Cuevas, 33° del mundo, por 7-5, 6-3 en una hora y 25 minutos de juego, y se clasificó a semifinales del certamen ATP 500.

La efusiva celebración de Jarry al final del encuentro daban cuenta de lo que había ocurrido. El nieto de Jaime Fillol se convierte en el primer nacional en alcanzar la instancia de cuatro mejores en un torneo ATP 500 desde que Fernando González lo hiciera en Acapulco 2010.

La confianza que había alcanzado el chileno tras los triunfos ante Albert Ramos y Guillermo García López, se notaron en el primer set. Jarry ganó el 70 por ciento de los puntos con su primer servicio, salvó la cuatro ocasiones de quiebre que enfrentó y aprovechó la segunda que tuvo para quedarse con el parcial 7-5.

A partir de ahí, el número uno de Chile se soltó. Jarry empezó a entrar más en juego desde el fondo de la cancha, bajó la cantidad de errores no forzados y comenzó el segundo set a un gran nivel, mientras que Cuevas se frustraba ante la imposibilidad de contrarrestar la potencia de su rival.

El guión del partido entonces fue similar al del primero. Jarry mantuvo siempre su servicio, no cedió ninguna ocasión de quiebre y aprovechó la segunda que tuvo a su favor en el octavo juego para concretar el rompimiento que necesitaba para sellar otro triunfo brillante.

Con esta victoria, Jarry espera por Gael Monfils (39°) o Diego Schwartzman (23°) en semifinales, pero ya aseguró 180 puntos que le permitirán escalar hasta cerca del puesto 72° del ranking ATP, el mejor de su carrera.

Jarry vs Cuevas (7-5, 6-3): avanza a semifinales del ATP de Río

Escrito por Ítalo Morales para As Chile

/gap