La eliminación de la medición de horario de punta la suspensión del recargo por energía adicional de invierno, ambos por agosto y septiembre, anunció este viernes el Ministerio de Energía.

La medida, apuntó el ministro Juan Carlos Jobet, busca un triple beneficio: fomentar la actividad económica, proteger el empleo y cuidar el presupuesto familiar.

“A nivel de las pymes, comercio e industrias, permite compatibilizar mejor los turnos de trabajo con las restricciones de las cuarentas, toques de queda y resguardos sanitarios, lo que ayudará a dar un impulso a la economía en tiempos de crisis”, explicó Jobet, quien agregó que, en el caso de los hogares, esta medida permite evitar que el aumento excepcional del consumo generado en la pandemia sufra un recargo que impacte la cuenta eléctrica por límite de invierno.

“Las personas están pasando más tiempo en sus casas, por lo que es esperable que consuman más energía. Esta medida es un alivio a los presupuestos familiares en tiempos difíciles”, dijo Jobet.

Las “horas punta” son aquellas en las que el sistema eléctrico presenta sus mayores niveles de consumo. Históricamente estas han correspondido al período comprendido entre las 18 a 22 horas, entre abril y septiembre.

“El control de demanda en horas de punta entrega una señal de precio en períodos de mayor exigencia del sistema, para que los clientes racionalicen su consumo eléctrico. La importante caída que ha tenido la demanda eléctrica genera la holgura necesaria para liberar esta medición de forma excepcional”, explicaron desde el Ministerio de Energía.

/psg