“Lamentablemente no iré al cambio de mando en Chile. Quería ir, pero tengo una gira con Asia y voy a cumplir mi agenda”.

Así, el presidente venezolano Nicolás Maduro confirmó al ex candidato a La Moneda Marco Enríquez-Ominami que no vendrá el 11 de marzo a la ceremonia en que Michelle Bachelet entregará la banda presidencial a Sebastián Piñera.

“¿Cómo cree que será recibido en el cambio de mando en Chile, en Perú o en la Cumbre de las Américas?, ¿Con aplausos, con pifias?”, le había preguntado ME-O en una entrevista, donde además Maduro señaló que asistirá a la Cumbre de las Américas en Perú, instancia donde el gobierno de ese país ha dicho que no está invitado.

“En el caso de la Cumbre de las Américas yo estoy seguro de que el pueblo peruano nos va a dar su amor, dijo el jefe de estado venezolano.

La asistencia de Maduro al cambio de mando chileno había sido objeto de una fuerte polémica, en medio de las críticas por la situación interna de Venezuela, a la que se han sumado incluso sectores de la Nueva Mayoría como el PPD y la DC.

Según informó el diario Las Últimas Noticias, Enríquez-Ominami viajó esta semana a Venezuela para entrevistar por segunda vez a Maduro en el Palacio de Miraflores, luego de un encuentro sostenido en agosto de 2017.

Las citas son en el marco de un documental con líderes de izquierda latinoamericanos que ME-O está realizando desde el año pasado.

/gap