Minutos antes del tradicional “piscinazo” que iba a realizar la nueva reina de Viña, Betsy Camino, y el rey, Matías Vega, un grupo de jóvenes llegó hasta la piscina del Hotel O’Higgins irrumpiendo la actividad.

El grupo ingresó rápidamente al recinto, instancia en la que algunos de sus miembros fueron detenidos por carabineros. Luego de meterse en medio de la prensa acreditada con pancartas para ser captados por las cámaras, fueron sacados tanto por la seguridad del hotel como por personal de fuerzas especiales.

Una vez afuera, continuaron su manifestación. “Acá hay estudiantes universitarios, secundarios, profesores de universidades, y en conjunto estamos demandando porque creemos que hoy la educación pública debe ser fortalecida, lo que están haciendo es que nosotros no pensemos, cuál es el perfil de ciudadano que queremos que esté en las aulas”, comentó Valeria Verdejo, secretaria general de la Federación de estudiantes de la Universidad de Valparaíso, sobre la eliminación de la asignatura de Filosofía de la educación media. “Toda la semana ha estado el festival en la palestra, sin embargo esto que ha sido noticia durante la semana no se ha pescado en los medios públicos”, explicó.

La decisión de irrumpir en esta actividad fue “porque es el hito más mediático, todo el mundo en Chile hoy está viendo el piscinazo, y creímos que era la oportunidad para irrumpir en el espacio público. Queríamos mediatizarlo, que fuera escuchado. (…) En el momento en que nos piden que salgamos (del hotel) lo hicimos pacíficamente”, aseguró Verdejo.

La irrupción recordó lo que ocurrió en 2017 y en la misma actividad, cuando se dio la manifestación de la toma Felipe Camiroaga: una protesta que llegó a tal punto que el piscinazo de la entonces ganadora, Francisca “Kika” Silva, debió ser suspendido.

Otro incidente

También antes de la actividad festivalera, dos mujeres aparecieron con batas blancas en el borde de la piscina, cerrada exclusivamente para el chapuzón de los reyes. Sin embargo, el equipo de Canal 13, quienes apoyaron la candidatura de Camino y Vega, se acercaron a ellas frente a la sospecha de una posible “funa”. Ambas fueron seguidas por el reportero del matinal Bienvenidos, hasta que se encerraron en un cuarto del hotel. El problema llegó a tal punto que carabineros llegó a pedir que estas personas se retiraran.

Momentos después, la productora general del matinal, Jacqueline Cepeda, se refirió a este extraño momento. Una vez conversó con el equipo del matinal de TVN, Muy buenos días, comentó: “La idea (de ese matinal) era jugar, hacer una nota, pero todo indica que era otra cosa al parecer”, explicó. Pero a su juicio “no es la forma. Ahora Besty está mal, está shockeada y triste. Creo que la idea era funar el piscinazo, pero se equivocaron rotundamente“, agregó.

/gap