El padre de uno de los bebés que murieron tras recibir una fórmula presuntamente contaminadaen la Clínica Alemana, relató que es compleja la situación que vive junto a su esposa.

Así lo señaló en una entrevista al portal Ahora Noticias, donde agregó que “Ni uno ni mil millones nos devolverán nuestro hijo”.

Leonardo es el padre de Felipe, uno de los bebés prematuros que recibieron una fórmula parenteral mediante un catéter intravenoso que habría estado contaminado con una bacteria. Esta fórmula venía desde la Red de Salud Ambulatoria Nacional (Redsana) que es quien distribuye a los establecimientos de salud.

Su hijo tenía 32 semanas de gestación cuando nació. Recuerda que fue un embarazo complicado, sin embargo, mostraba fortaleza y vitalidad.

Leonardo señaló al medio que “Lo vimos nacer y a pesar de que uno espera un ratoncito chiquito, muy débil, vimos que pataleaba, que lloraba, sus pulmones se escuchaban bien y pasó a neonatología de inmediato”.

Agregó que acompañó a su hijo y se quedó con él, mientras le decían que sus signos vitales eran muy estables. Incluso le habrían señalado que Felipe “estaba perfecto”.

Inicio de las complicaciones

Todo seguía normal dentro de los cuidados correspondientes que requería la condición de su bebé. Sin embargo, ya en su segundo día comenzaron las complicaciones.

El padre indicó que cuando fueron a verlo la tarde del 14 de febrero, les solicitaron que se retiraran de la sala donde se encontraba su señora y Felipe, para que pudieran alimentarlo.

Era su primera dosis de alimentación que es la que estaba contaminada, como nos hemos ido enterando en estos días” consignó Leonardo al medio. “Desde ese momento en adelante se fue dando el envenenamiento por una bacteria” agregó.

La respuesta que le dieron fue que podría ser una bacteria o un virus intrahospitalario, por lo que le suministraron antibióticos como parte del protocolo.

El joven indicó que les comunicaron que dentro de la alimentación venía un virus. “Comprobamos algo que nadie quería pensar, que lo alimentaron con algo que estaba contaminado” manifestó a Ahora Noticias.

Posteriormente le dijeron que el laboratorio era el responsable.

Condiciones de la cesárea

El padre señaló que las condiciones en que se dio la cesárea les impide tener otro hijo, ya que sería demasiado riesgoso un posible embarazo. Indicó que “Si ahora perdimos a nuestro hijo el riesgo sería mayor. Esa posibilidad está cerrada”.

Cerró consignando que la situación es difícil, y que asumir que no lo tendrán en sus brazos es devastador.

Investigación de Fiscalía

La fiscal Caterina Pontarelli realizó las diligencias al interior de la Clínica Alemana y señaló que hasta ahora sólo hay una denuncia desde el centro médico por este tema.

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones también se encuentra trabajando en las diligencias.

Pontarelli indicó que la tesis del centro médico es que Redsana, su proveedor, habría sido quien les entregó el producto con el que se habría alimentado a los menores.

/gap