La última semana de febrero (en este caso el primer fin de semana de marzo) es para muchos el fin de las vacaciones de verano, es la última oportunidad para usar sandalias, sombreros, short y trajes de baño… hay que volver a casa y comenzar a revisar la poco amigable ropa que se usara para el trabajo, la universidad, el colegio. Revisar agendas, estados de cuenta y estar relativamente preparados para esperar el despreciado mes de marzo.

Para que esta transición no sea tan dolorosa de afrontar y no sufrir la conocida y catastrófica depresión post vacaciones, existen algunas opciones para hacer de este trance algo un poco más amigable.Imagen relacionada

Psicólogos y especialistas en depresiones confirman que la mejor forma de sobrevivir a este fin de semana, es mentalizarse que aun las vacaciones no terminan, ya que la diversión no debe, necesariamente, acabar en verano.  Para esto recomiendan lo siguiente:

1.- No quedarse en Casa

2.- No quedarse en casa viendo televisión

3.- Salir con amigos a espacios donde hayan más personas pasándolo bien

4.- Salir para ver gente viva, es decir no a través de pantallas, hacer de nuevas amistades, conocer gente nueva.

5.- Relajarse, tomándose un trago y después caminar por la ciudad.Resultado de imagen para puesta de sol en el mar

/gap