La lesión de Neymar es peor de lo que se pensaba. Según ha podido saber AS por el entorno del jugador, el brasileño va a pasar por quirófano para curarse la fisura en el quinto metatarsiano que sufrió en el encuentro contra el Olympique de Marsella, no jugaría contra el Madrid y estaría dos meses de baja. Se le pondrá un clavo para solucionar la fisura del quinto metatarsiano y asegurar su recuperación. La duda que mantienen a esta hora es si se operará en Brasil o en Francia.

Aunque Emery ha insistido hoy en que “hay una pequeña posibilidad de que Neymar juegue ante el Madrid”, el entorno del brasileño asegura que el jugador se operará.

La proximidad del Mundial de Rusia habría influido en la decisión del jugador. Dada la gravedad de la lesión, Neymar ha decidido parar, no forzar ni jugar infiltrado para recuperarse plenamente de la lesión y poder afrontar con garantías el Mundial. De hecho, Neymar no irá con Brasil para jugar los amistosos ante Rusia y Alemania a finales de marzo. Si vuelve en mayo, el delantero tiene hasta el 17 de junio, el debut de Brasil ante Suiza, para recuperar la forma y su mejor juego.

El astro brasileño Neymar no pudo terminar el duelo contra el Marsella después de sufrir una lesión en su tobillo derecho cuando faltaban 10 minutos para el final del partido. Con grandes gestos de dolor, debió ser retirado en camilla.

 Horas después del final del Clásico de París, el futbolista publicó una historia en su cuenta de Instagram en la que se pudo apreciar el estado en el que se encontraba su pierna. El PSG recibirá al Real Madrid el seis de marzo por el encuentro de vuelta de los octavos de final de Champions League y su accidente encendió las alarmas.

“Terminé por hoy”, apareció escrito en la foto del tobillo, envuelto en una férula, del jugador paulista. Tras sufrir la lesión, Neymar fue trasladado al American Hospital de París para hacerse las primeras pruebas médicas.

“Parece que sufre un esguince de tobillo. Aún tienen que hacerle pruebas pero somos optimistas. Si tengo que decir ahora si podrá jugar contra el Real Madrid, digo que sí”, sentenció Unai Emery, entrenador del conjunto parisino al término de la goleada ante el Marsella por 3-0.

Si bien se descartó que el problema haya sido óseo, los médicos confían que entre hoy y mañana se pueda saber con exactitud la gravedad de la lesión y si ha afectado algún ligamento.

Todavía no pusieron un tiempo estimado de recuperación, pero ya comenzó la cuenta regresiva para uno de los partidos más importantes en la temporada para el equipo de París. El seis de marzo, si quieren seguir en la Champions League, deberán remontar el 3-1 en contra que sufrieron en el Santiago Bernabéu.

/gap