Repitiendo la fórmula de la semana pasada para dar a conocer a los futuros subsecretarios -a través de redes sociales-, el Presidente electo, Sebastián Piñera, oficializó este lunes, cerca de las 11.00, a los 15 intendentes y al delegado presidencial de la próxima Región del Ñuble que asumirán en su administración.

Previo al anuncio, el mandatario electo se reunió con sus futuras autoridades en Apoquindo 3000. En la instancia, Piñera les transmitió la necesidad de trabajar de forma coordinada.

De igual manera, la futura ministra de la Segegob, Cecilia Pérez, el psicólogo Jorge Selume -quien se asoma como el futuro encargado de la Secom-, y el próximo subsecretario de las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli, entre otros, realizaron presentaciones ante los futuros intendentes sobre el manejo de redes sociales, relación con los medios de comunicación y diferentes leyes en materia de probidad.

Posteriomente, Piñera sostuvo -en el video que difundió por redes sociales- que harán un esfuerzo para que el Estado sea cercano a la ciudadanía. Y recalcó: “Como ustedes pueden apreciar, las personas que hemos designado como futuros intendentes combinan juventud con experiencia, capacidad técnica con política y, por sobre todo, una gran vocación de servicio público y un inmenso compromiso con sus regiones”.

Pese a las palabras de Piñera, el anuncio de los jefes regionales se dio en medio de la pugna que existía en Chile Vamos, principalmente entre RN, la UDI y Evópoli, para que uno de sus militantes asumiera en la Región Metropolitana, puesto en el que Piñera finalmente designó a la diputada independiente ex RN y ex Amplitud Karla Rubilar.

Hasta el miércoles, en el sector se daba por seguro que se escogería al director de La Polar, Gonzalo de la Carrera (Evópoli), para Santiago. Sin embargo, la UDI intensificó sus gestiones para que el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, asumiera. El presidente de RN, Cristián Monckeberg, además, insistió en que el partido tenía gran interés en la Metropolitana. Esto, mientras se cuestionaba el nombre de De La Carrera, ya que era recordado por haber tenido roces durante la campaña de la segunda vuelta con el futuro subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla (RN). De todas formas, el domingo RN, la UDI y Evópoli ya asumían que la carta escogida sería independiente. El partido que más resintió el nombramiento de Rubilar fue Evópoli.

Equilibrio político

Junto con Rubilar, el futuro mandatario nombró al ex ministro de Agricultura Luis Mayol (RN) en La Araucanía, al diputado Jorge Ulloa (UDI) en Bíobío, a Jorge Martínez (RN) en Valparaíso, a Loreto Letelier (UDI) en Arica, a Miguel Ángel Quezada (UDI) en Tarapacá, a Marco Antonio Díaz (RN) en Antofagasta, a Berta Torres (RN) en Atacama, a Lucía Pinto (UDI) en Coquimbo, a Juan Manuel Masferrer (UDI) en O’Higgins, Pablo Milad (Evópoli) en el Maule, a Harry Jürgensen (RN) en Los Lagos y Geoconda Navarrete (Evópoli) en Aysén. De igual manera, Piñera designó a los independientes César Asenjo en Los Ríos, Christian Matheson en Magallanes y a Martín Arrau como delegado presidencial en Ñuble.

Así, cuatro de los próximos intendentes son independientes, cinco son RN, cinco UDI y dos de Evópoli, mientras que el PRI no obtuvo representantes. Según el conteo de supremacía electoral de los partidos de Chile Vamos -que realizó La Tercera- se utilizó el criterio de mayorías parlamentarias para elegir al intendente en algunas regiones. Esto, contando los casos de senadores, diputados y alcaldes. Por ejemplo, en las regiones de Arica, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Biobío y La Araucanía coincide la militancia de los futuros intendentes con el partido que ostenta una supremacía electoral en la zona. Esto, si se consideran a los cargos populares de parlamentarios y alcaldes.

Un caso gráfico es el de Biobío, donde la UDI tendrá en el próximo periodo a tres diputados y dos senadores. Ahí, en tanto, RN tendrá tres diputados y hoy cuenta con dos alcaldes. Justamente, en Biobío asumirá un militante UDI (ver infografía).

Eso también ocurre en Arica, donde la UDI tendrá en marzo próximo a un diputado y un senador. Allí igualmente asumirá un intendente gremialista.

En otros casos, donde ningún partido mantiene supremacía electoral tajante, como Santiago, se optó por independientes. Respecto de los equilibrios de ministros y subsecretarios, los porcentajes se mantienen de manera similar. RN tiene la representación del 21,7% de los ministros, 17,3% la UDI, 8,6% Evópoli y 52,1% los independientes. En la nominación de subsecretarios, por su parte, los porcentajes responden a UDI (25,7%), RN (22,8%), Evópoli (14,2%), PRI (2,8%), e independientes (34,2%).

En el caso de los futuros intendentes, sumando al delegado presidencial de Ñuble, los números quedaron así: 31,25% para la UDI y RN, 12,5% para Evópoli y un 25% corresponden a independientes.

Cuestionamientos

Aunque en el entorno del presidente electo aseguraban que los nuevos intendentes Asenjo y Arrau son independientes, desde la UDI durante el fin de semana y este lunes transmitían que ambos “tienen ADN” del partido y que se hicieron gestiones para que asumieran en jefaturas regionales. De hecho, en el gremialismo recalcaban que Asenjo estaba incluido en la lista que entregaron al jefe de Estado electo como insumo para las designaciones.

El diagnóstico de la UDI fue compartido -en privado- por dirigentes de Evópoli y RN, recalcando que la colectividad liderada por la senadora Jacqueline van Rysselberghe obtuvo más representantes en las intendencias.

Así, algunos evidenciaron su descontento con las nominaciones.

Uno de los que verbalizaron sus críticas fue el secretario general RN, Mario Desbordes, quien señaló que “es evidente que no hay equilibrio, pero es decisión del Presidente de la República”.

“Vamos a respetar y la vamos a acatar calladitos y trabajar como corresponde, apoyando al gobierno, y punto”, añadió Desbordes, tras participar de un almuerzo con Piñera y los nuevos intendentes, al que fueron invitados los presidentes y secretarios generales de los partidos de Chile Vamos.

El presidente de Evópoli, Francisco Undurraga, si bien indicó que “hubo una buena expresión de representación de los partidos políticos”, remarcó que “a Evópoli le hubiese gustado haber tenido una mayor participación”.

Sobre la nominación de Rubilar en la Metropolitana, Undurraga agregó que “todos los partidos legítimamente teníamos el interés de tener un intendente” en esa zona. Sin embargo, agregó que “Evópoli tiene muy buenas relaciones con Karla Rubilar desde hace mucho tiempo, creemos en sus capacidades”.

En medio de este escenario, durante el almuerzo con los dirigentes partidarios y los intendentes designados, la futura ministra Pérez les transmitió a algunos representantes de las colectividades -dicen en el bloque- que estuvieran “tranquilos” y que debían estar conscientes que en este tipo de nominaciones no siempre se pueden satisfacer todas las expectativas de los partidos.

Van Rysslberghe, en tanto, mostró su satisfacción con los nombramientos: “Creíamos que era difícil que una región tan grande como la Metropolitana fuese de un solo partido. Por lo tanto, fue una manera de zanjar el tema poniendo a alguien que es independiente”.

El futuro ministro Andrés Chadwick defendió los nombramientos y recalcó que “lo fundamental es que se respetó una convicción del presidente de nombrar a quienes pudiesen ser las mejores personas”. Y agregó: “Es evidente que nuestra coalición es Chile Vamos, y buscamos que exista la representación adecuada y de común acuerdo con los partidos, pero ha quedado reflejado que no hay temas de cuoteo o de exigencia partidaria”.

En el entorno del futuro mandatario ya están trabajando -junto a los próximos intentedentes- en los nombres para las gobernaciones, anuncio que se haría a más tardar durante los primeros días de la próxima semana. De igual manera, están definiendo a los seremis.

/gap