El proceso de destitución de Hugo Gutiérrez ante el Tribunal Constitucional (TC) está en su recta final. Este viernes, el pleno deberá evaluar las pruebas presentadas contra el parlamentario, a quien se le acusa de haber incitado al odio en el estallido social del 18 de octubre, entre otros delitos.

El jueves, el diputado concurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para frenar el proceso en su contra iniciado por parlamentarios de la UDI, acusando la vulneración cuatro derechos:

  • No se respetó el debido proceso
  • El Poder Judicial y la Corte de Apelaciones no recibieron los recursos de amparo
  • Se acudió al TC para hacer una persecución penal
  • Se estaría vulnerando el derecho de protesta del parlamentario

El proceso de destitución contra Hugo Gutiérrez en el TC tiene, entre sus antecedentes, dos publicaciones en la cuenta de Twitter del diputado. La primera, del 26 de diciembre de 2019, donde se publicó un dibujo donde una persona le dispara al Presidente Sebastián Piñera, y la otra del 25 de enero de 2020 donde el diputado Hugo Gutiérrez celebra un ataque con molotov a carabineros.

El portal eldinamo.cl accedió al expediente del proceso de destitución contra Hugo Gutiérrez, instancia en que declararon como testigos, entre otros, el ex ministro del Interior Gonzalo Blumel la presidenta de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, confirmando algunas de las acusaciones en contra del diputado. Estas fueron sus declaraciones.

Gonzalo Blumel

Con fecha 27 de julio, un día antes de dejar el gabinete, Gonzalo Blumel envió su declaración al TC en el marco del proceso de destitución de Hugo Gutiérrez.

En el primer punto, el texto afirma que el diputado amenazó a un funcionario de Carabineros en Iquique el 11 de agosto de 2019. “(Gutiérrez) Sostuvo un intercambio verbal con un Mayor de Carabineros, quien se encontraba realizando labores de resguardo del orden público. En dicho contexto, el diputado solicita una acción al funcionario policial, o de lo contrario procedería a denunciarlo“, dijo Blumel.

Respecto al estallido social, el ex ministro del Interior declaró que “el diputado Gutiérrez habría participado en una manifestación frente al Cuartel General de la VI División del Ejército en Av. Arturo Prat (…) dichas manifestaciones, que no contaron con la autorización estipulada en nuestro ordenamiento jurídico, se desarrollaron ataques incendiarios, desórdenes públicos y daño a la propiedad fiscal“.

La declaración de Blumel concluye afirmando: “La violencia o su incitación son incompatibles con la democracia y, por lo tanto, ésta no debiese ser justificada, apoyada o minimizada, sino que por el contrario, debe ser rechazada sin dobleces, especialmente por autoridades y cargos públicos”

Jacqueline van Rysselberghe

A las 11.20 horas del día 15 de julio, Jacqueline van Rysselberghe testificó en el proceso de destitución de Hugo Gutiérrez ante el TC.

La senadora UDI indicó que el diputado comunista amenazó a un funcionario de Carabineros, asegurando que “no solo los parlamentarios debieran estar sometidos a un estándar más alto que el promedio de la gente, sino que, además, generan influencia para poder generar conductas masivas”.

“Sin duda que un parlamentario que gana elecciones, que tiene liderazgo, las acciones que lleve adelante van a influir en otras personas, sobre todo en menores que lo siguen y lo tienen considerado como una persona creíble”, agregó Van Rysselberghe.

Respecto a la participación de Gutiérrez en una manifestación en Iquique, la presidenta de la UDI afirmó que “a mi parece de una gravedad muy importante porque, de alguna manera, no sólo puede influir en la conducta de otras personas, sino que, además, tiende a justificar esas acciones violentas (…) cuando los poderes del Estado tienden a justificar la violencia como un elemento político lícito, el Estado de Derecho se deteriora y se puede ir derrumbando paulatinamente, como se ha visto en otros países“.

La senadora además se refirió a los tuits realizados por el diputados, indicando que “la manipulación que hizo en esa acción el diputado Gutiérrez, excede con creces lo que uno pudiera llamar lo ético, porque creo que, manipular de esa manera, a través de una fiesta, a los niños, para finalmente inducirlos a este tipo de situaciones finalmente, termina en la mente que no está formada de niños pequeños, validando la violencia para poder resolver los conflictos. Una sociedad que se encamina a través de eso, solo puede terminar en un mal destino”.

“Creo que el diputado Gutiérrez incitó a la violencia expresamente en más de una ocasión, no sólo justificándola, sino que celebrando acciones que iban en ese sentido. Y no es lo mismo un ciudadano común y corriente, donde ya es malo justificar la violencia, que un parlamentario, que pertenece a las estructuras del Estado, a uno de los Poderes del Estado, y por lo mismo, me parece que una persona que tiende a justificar la violencia, un parlamentario que tiende a justificar la violencia, y que, además, la celebra y la incita, sin duda que incurre en esa causal. Y la incita expresamente”, concluyó la declaración de Van Rysselberghe.

/psg