El cantante español Miguel Bosé visitó la legendaria isla Robinson Crusoe en el archipiélago de Juan Fernández para celebrar la creación de uno de los parques marinos más grandes del mundo junto a la comunidad local.

Esta gran área marina completamente protegida de 270 mil kilómetros cuadrados, que prohíbe todas las actividades extractivas como la pesca y la minería, será oficialmente declarada este martes 27 de febrero por la Presidenta Michelle Bachelet.

“Juan Fernández es el primer pueblo isleño que conozco en el mundo que pide conservar todo el océano que los rodea y su ejemplo puede servir para salvar los océanos del planeta. Me he enamorado de este lugar y su gente y estaré siempre con ellos para ayudarles a proteger este tesoro natural“, señaló Miguel Bosé.

Durante su estadía Bosé pudo bucear hasta los 30 metros de profundidad pudiendo apreciar una gran abundancia y diversidad de especies marinas únicas en el mundo. También nadó con lobos marinos de Juan Fernández, especie endémica que se creyó extinta hace luego que fuera cazada indiscriminadamente durante siglos y que hoy se recupera rápidamente debido a las medidas de protección impuestas.

Los pescadores artesanales invitaron a Miguel Bosé a pescar langosta y enseñarle su tradicional método, considerado uno de los más sustentables del mundo. Desde 1935 que estos pescadores se autoimpusieron una temporada de veda de cuatro meses al año, un tamaño mínimo de captura y la devolución al mar de las hembras con huevos para asegurar su reproducción.

Finalmente, el cantante recorrió el parque nacional terrestre de Juan Fernández donde recorrió el bosque nativo y conoció los esfuerzos de los isleños por frenar el avance de especies invasoras que representan un grave problema ambiental en esta y otras islas del mundo.

Bosé fue invitado a Juan Fernández por National Geographic y su programa Pristine Seas, que trabajó junto al gobierno chileno y la comunidad de Juan Fernández para la creación de este parque marino.

 

/gap