El jefe de la Fiscalía Regional de O’Higgins, Emiliano Arias, ingresó un escrito en el Juzgado de Garantía de Rancagua donde solicitó formalizar a Sebastián Dávalos por su eventual participación y responsabilidad en el delito de estafa, ocurrida en el año 2012, en su calidad de gerente de proyectos de Caval.

Pero eso no es todo, porque el persecutor también pidió reformalizar a su esposa, Natalia Compagnon, y su ex socio, Mauricio Valero, por los mismos hechos, además de fijar una audiencia para discutir la posible ampliación del plazo de la investigación.

La situación que complica al hijo de la Presidenta Michelle Bachelet surge tras la denuncia que presentó el empresario Gonzalo Vial Concha, quien pagó más de mil millones de pesos por informes que habrían sido “plagiados” a Cochilco.

Recordemos, además, que Dávalos solo ha sido sobreseido por la arista principal de esta investigación, respecto a la venta de terrenos en Machalí. Sin embargo, esto está en suspenso puesto que hace unos días, la Corte de Apelaciones admitió un recurso de queja interpuesto por Arias.

/gap