Desde que los humanos fueron conscientes de la existencia de un reino espiritual, comenzaron ha preguntarse como seria el contacto con fantasmas. Las leyendas medievales hablan de historias sobre súcubos e íncubos, demonios que controlaban a sus víctimas para tener relaciones sexuales. Y no solo están presente en los mitos y leyendas de la Edad Media, también es un fenómeno transcultural que ha conseguido sobrevivir al paso del tiempo y que probablemente no desaparecerá nunca.

Y aunque parezca increíble, en la actualidad la espectrofilia, encuentros sexuales con el más allá, tiene muchos adeptos. La mayoría de personas que experimentan el sexo con fantasmas aseguran que generalmente lo practican en sueños, aunque hay un pequeño grupo que aseguran mantener este tipo de extrañas relaciones en su día a día. Y este es el caso de una mujer irlandésa, que dice haberse casado con un fantasma real, e incluso afirmó que tuvo un miedo de quedarse embarazada.

Un matrimonio sobrenatural

Amanda Teague, oriunda de Downpatrick, Irlanda del Norte, apareció en el programa de televisión británico ITV el día de San Valentín, en donde afirmó estar casada con un espíritu llamado Jack. Teague explicó que el fantasma le dijo que era un pirata haitiano que murió en el siglo XVIII, de raza negra, con el pelo oscuro azabache, aunque reconoció no haberlo visto personalmente.

Pero aquí no acaba la sorprendente confesión de Teague, también dijo tener citas e incluso le compra vasos de ron que no ella no bebe como señal de ‘respeto’. Amanda, de 45 años y que trabaja como imitadora de Jack Sparrow, se casó con su amante fantasmal en 2016, pero tuvo que celebrar la boda en aguas internacionales ya que hubiese sido considerada ilegal. Por si fuera poco, la mujer irlandesa reveló cómo llegó a perder un período, y su ginecólogo le dijo que solo podría ser un embarazo.

“Me perdí un mes y fui a mi ginecólogo y dijo que podría estar embarazada”, explicó Amanda. “En un examen más exhaustivo, insistí en que me hicieran análisis de sangre y lo hice. Hablé con Jack al respecto y dijo que obviamente no es posible que un espíritu biológicamente tenga un hijo con un ser humano, así que estoy bastante segura”.

espiritu pirata muerto siglo xviii - Mujer irlandesa se casa con el espíritu de un pirata muerto del siglo XVIII

¿Cómo se conocieron Amanda y Jack?

Según explicó Amanda, buscó a su alma gemela en el más allá después de no encontrar ninguna pareja en la vida real. Su relación sentimental con Jack, quien fue un pirata en el siglo XVIII hasta que lo atraparon y ejecutaron, comenzó una noche en 2014 cuando ella estaba en la cama y sintió su energía a su lado.

Sorprendentemente, después de años de romance, Amanda logró contratar a un sacerdote chamán y registrador legal y viajar a aguas internacionales donde podría casarse legalmente con el espíritu. Incluso un médium fue el encargado de decir el “Sí, quiero” en nombre de Jack durante la ceremonia. Ahora el extraño matrimonio está escribiendo un libro para otras mujeres que buscan encontrar a su alma gemela en el mundo espiritual.

¿Cómo es tener sexo con un fantasma?

La mujer irlandesa dice que el sexo con un espíritu es sorprendentemente similar al sexo con seres humanos, e incluso asegura llegar al orgasmo.

“Es bien sabido que las personas a menudo sienten que un espíritu les toca las manos, la cara o el cabello”, dijo Amanda. “Literalmente puedes sentir el acto físico de lo que el espíritu te está haciendo y el espíritu también puede sentirlo”.

Aunque nunca ha visto a su marido en forma física, se imagina que es muy similar al personaje del capitán Jack Sparrow, interpretado por Johnny Depp, en la saga cinematográfica de Piratas del Caribe.

espiritu de un pirata muerto - Mujer irlandesa se casa con el espíritu de un pirata muerto del siglo XVIII

¿Es legal casarse con una persona fallecida?

No hay ninguna disposición legal en el Reino Unido para los matrimonios póstumos, por lo que la pareja se vio obligada a viajar en barco hasta aguas internacionales en el Océano Atlántico, frente a la costa irlandesa, para celebrar la ceremonia. Casarse con una persona muerta es legal en ciertos países como Francia, Singapur y China, por lo que al entrar en aguas que no están gobernadas por ningún país en particular, el matrimonio entre Jack y Amanda es completamente legal.

En el barco solo había espacio para 12 personas, por lo que Amanda y Jack invitaron a sus familiares y amigos más directos. Amanda asegura que toda la documentación está en regla y que su relación póstuma nunca ha sido cuestionada por las autoridades británicas.

No es necesario decir que las reacciones en las redes sociales tras su declaración en el programa de televisión británico no se hicieron esperar, donde muchos internautas se mostraron atónitos y sorprendidos con lo que estaban viendo.

/psg