No conviertas la vuelta al trabajo en una tortura. Alíate al Kamasutra para superar el Síndrome postvacacional. Te decimos cómo.

Este año, adorarás volver al trabajo. Convierte el lugar más odiado en el paraíso del sexo y del desenfreno y pon en prácticas las siguientes posturas sexuales.

Encima de la fotocopiadora, en el despacho del jefe, en el lavabo o en la mesa de reuniones. Busca el sitio que más te excite de la oficina y da rienda suelta a la pasión con tu compañero.

Eso sí, evita ser vista, no vaya a ser que con tanta efusividad acabéis montando el numerito. El morbo de ser pillados encenderá aun más la llama de la pasión

/gap