Aunque Apple nunca ha estado presente en el Mobile World Congress, la feria de tecnología móvil que esta semana se celebra en Barcelona, la presentación de algunos smartphones con Android en el evento hizo recordar una de las características más polémicas y criticadas del iPhone X en cuanto a su diseño: el llamado “notch”, “pestaña” “lengüeta” o “ceja”.

Ubicada en el sector superior de la pantalla del iPhone X, es ahí donde se alojan los componentes como el micrófono y altavoz, cámara frontal, sensores de proximidad y luz ambiental, así como la tecnología TrueDepth de reconocimiento facial, como el proyector de puntos, cámara infrarroja, e iluminador IR.

Tras el lanzamiento del smartphone de Apple, esta característica no pasó inadvertida. Su competencia, Samsung, lo incluyó como una especie de burla en uno de sus comerciales  e incluso le hizo una mención en la presentación de Galaxy S9 al hablar del diseño de su pantalla (“y como siempre, ya saben, no hay lengüeta”), mientras que los desarrolladores también se aprovecharon del pánico, lanzando una aplicación que removía el para muchos, molesto diseño.

/gap