Natalia Compagnon acusó al fiscal del caso Caval, Sergio Moya, de intentar extorsionarla para así exonerar a su esposo, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos.

“Acceder a echarme la culpa en un juicio abreviado para que a Sebastián no lo formalizaran. Eso no corresponde. Es una vergüenza para el Ministerio Público, que luego de tres años de investigación un fiscal de la República esté coaccionando a un imputado para no tomar cualquier tipo de medida o formalizar o acusar o lo que sea a otra persona”, manifestó Compagnon.

Y agregó que “en su momento, debo reconocer que sí lo pensé. Porque después de tres años, claramente, si a ti te dicen lleguemos a un juicio abreviado y a tu marido no lo vamos a formalizar uno le da la vuelta”.

Y concluyó: “Me lo planteó el fiscal Moya y eso es extorsión. Si no es extorsión dime qué es”

Por su parte la fiscal Marcia Allendes respondió a la acusación de la Compagnon, puntualizando que “a esta altura de la causa ya nada nos sorprende. La audiencia ya empezó, seguiremos el jueves y entiende el Ministerio Público que los imputados están buscando cualquier subterfugio para generar este tipo de controversia”.

/gap