La llegada de Armando Cooper (30 años) y Rafael Vaz (29 años) como nuevos refuerzos de Universidad de Chile generó una gran expectación e incertidumbre sobre el rendimiento que podrían alcanzar ambos en el equipo de Ángel Guillermo Hoyos. Debido a su extensa trayectoria en clubes extranjeros, se pensaba que los dos podrían tener una rápida adaptación e inclusión en el equipo universitario, pero eso iba en contra de los planes del técnico Guillermo Hoyos, quien, considerando la poca continuidad que venían mostrando, sólo ha citado una vez a cada uno en el torneo nacional a la espera que se ganen un puesto con méritos y trabajo.

“La idea es tenerlos a todos en movimiento a nivel competitivo y yo los voy viendo (Vaz y Cooper) en el proceso de evolución a lo que es el equipo nuestro. Los tengo que ver muy bien para reemplazar a los que están jugando, pero también los chicos que juegan están andando muy bien. Hoy no es tan fácil ese movimiento”, apuntó el DT laico antes del duelo contra Antofagasta.

Considerando las palabras del entrenador de los azules, queda claro que en su equipo titular deben estar los jugadores que se hayan ganado el puesto con prácticas y esfuerzo. Según devela uno de sus ayudantes a El Gráfico Chile, a pesar de que las necesidades del equipo a veces le doblan la mano a esa ideología, tanto al panameño como al brasileño aún les queda un largo camino que recorrer para ganarse un puesto como estelar.

sRafael Vaz aún no ha podido ponerse la camiseta titular de la U / Agencia UNO

“Guillermo va viendo a los jugadores día a día y si él ve que andan bien les da la oportunidad. En el caso de Rafa (Vaz), si está bien con las marcas, con los despliegues, con el control de balón y todo lo que tienen los centrales de la U, lo tomará en cuenta. Un ejemplo de eso es (Rodrigo) Echeverría, que no era fijo, pero ahora se lo ganó y lo ha puesto como titular gracias a su velocidad y seguridad”, indicaron desde la U a este medio.

Debido a que el último partido que jugó Vaz fue el 3 de diciembre del 2017 (2-1 de Flamengo a Vitoria), su falta de ritmo lo ha obligado a buscar un punto físico que se iguale al de sus compañeros, quienes vivieron una intensa pretemporada en La Serena para estar listos para los desafíos este año.

“Rafa nos explicó el trabajo que había hecho, y es lo que pasa en Brasil, donde no hacen pretemporadas fuertesdebido a todos los partidos que juegan. Por eso, sus pretemporadas son futbolísticas, usando los partidos que juegan contra equipos de menor categoría dentro del buen nivel brasileño, con eso ganan ritmo dentro de un fútbol que usan más toque de balón, pero sin tanta intensidad como en Chile”, añaden desde el Centro Deportivo Azul (CDA).

¿Y Cooper?

fArmando Cooper trabaja para ganarse un puesto desde abajo en la U / Photosport

A pesar de que Armando Cooper venía precedido de muy buenas referencias y actuaciones en elencos de Argentina, Alemania y la mundialista selección de Panamá, en la U no ha podido tener continuidad. Las razones de esto radican en la falta de intensidad con la que llegó a Chile y lo poblado del medioterreno azul, donde el centroamericano deberá pelear un puesto.

“Cooper tiene muy buena condición, pero él, al igual que Vaz, también está adaptándose al tema de las velocidades. Es un buen profesional, una buena persona, pero la pelea en el mediocampo está muy difícil por los grandes jugadores que hay. Además, Guillermo coloca a un jugador sólo si lo ve bien o tiene la necesidad de usarlos y hasta ahora no ha sido así, menos una zona donde se ha mejorado mucho”, agregan desde el staff de Hoyos.

El gran momento que vive la U en el Campeonato Nacional 2018, con cuatro victorias seguidas, ha provocado que dos de sus refuerzos estrellas no hayan podido encontrar la oportunidad que vinieron a buscar en el cuadro universitario, donde sólo han sumado minutos en los partidos amistosos que ha jugado la U en su centro deportivo. Pese a eso, su ilusión crece a mil en el mes de abril, donde los azules tendrán seis partidos en 23 días, contando la liga local -con Superclásico incluido- y la Copa Libertadores 2018. Ahí, con el desgaste físico que habrá en los azules, pueden tener una chance para no soltarla más. 

/Fuente: El Grafico

/gap