En una ceremonia presidida por el Comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo A., el general Ricardo Martínez M., hizo entrega de la Jefatura del Estado Mayor General del Ejército, al general John Griffiths S.

 

Previo al acto, al que asistió la totalidad del personal que se desempeña en las distintas direcciones que dependen del Estado Mayor General del Ejército, se efectuó la firma de actas de la entrega y luego el general Martínez se dirigió a los asistentes, para reconocer y agradecer la oportunidad de haber estado, durante poco más de dos años, al mando del organismo asesor primordial de la Institución.

 

“En    este    período    que   termina –gracias a la colaboración y compromiso de cada uno de ustedes–, hemos cumplido con la gran responsabilidad de coordinar, dirigir y orientar, con asertividad y realismo, que las resoluciones del mando en jefe, logren el efecto deseado…” y agregó que “la eficiencia ha sido vuestra característica más distintiva, los he visto entregados a su labor con vocación e inteligencia (…) muchas gracias por vuestra significativa contribución, que sin duda facilitó e hizo más llevadera mi gestión”, destacó.

Luego, dedicó especiales palabras al Comandante en Jefe, por la confianza depositada en su persona y por entregarle la responsabilidad del mando funcional de todos los comandos matrices, “en un gesto que emociona porque fue la primera vez que, formalmente, se entregó esta capacidad al Jefe del Estado Mayor General”.

Tras iniciarse la ceremonia con los honores de reglamento, el Oficial Interventor de la entrega, general Jorge Peña L., dio lectura al Decreto Presidencial, que nombró como nuevo Jefatura de Estado Mayor General al general Griffiths, quien inmediatamente asumió el mando de la Alta Repartición.

A continuación, se realizó el tradicional cambio de gallardete de mando y luego el Subjefe del Estado Mayor General del Ejército, general Javier Iturriaga D., en representación del personal, hizo entrega, al general Martínez, del símbolo que lo acompañó durante su gestión. Posteriormente, el general Oviedo, le hizo entrega de la Estatuilla del general Emilio Körner Hense, que representa el reconocimiento del Ejército al espíritu de trabajo y gestión realizada como Jefe del Estado Mayor General.

El acto finalizó con el himno del Ejército y luego el Comandante en Jefe dedicó palabras de agradecimiento al general Martínez y deseo éxito en su gestión al general Griffiths. “El Ejército hoy se potencia con la figura del general Martínez y el general Griffiths, en esta comunión de trabajo que debe haber entre la Comandancia en Jefe y el Estado Mayor”, auguró.