Un pobre desempeño. Un pobre planteamiento. Unión Española quedó eliminada de la Copa Sudamericana dejando una muy mala imagen deportiva. Fue 3-0 en contra ante Sport Huancayo, en un resultado que dejó en evidencia otra vez la crisis futbolística de los hispanos.

El inicio del partido fue todo para el cuadro local, ante una Unión Española que se defendía prácticamente con dos líneas muy marcadas sobre su propia área, y le cedía la posesión al rival.

A lo mejor afectados por la altitud o también puede ser por dosificar energías, se vio caminar en la cancha a varios jugadores de Unión Española, sobretodo a los solitarios delanteros Sebastián Jaime y Tobías Figueroa.

En ese trámite del partido, llegó el minuto 20. Trujillo sacó un remate de muy lejos y el balón influenciado por la altura, y por un mal bote, terminó colándose en la portería de Unión Española para el 1-0, con alta responsabilidad del portero Diego Sánchez.

De ahí en adelante en algo se emparejó el partido, aunque las ocasiones más claras fueron de Sport Huancayo. Un cabezazo en el horizontal de Neumann en el que no se entiende qué cobró el árbitro venezolano Jesús Valenzuela fue la mejor muestra del dominio de los peruanos.

Al otro lado, recién en el minuto 35 Juan Pablo Gómez llegó a línea de fondo y sacó un tiro de esquina. Sin embargo, los balones aéreos siempre fueron controlados por la defensa local.

El segundo golpe llegó temprano en el complemento. Minuto 49 y un centro desde la derecha fue conectado de media tijera por Monsalvo para poner el 2-0 y complicar más a Unión Española. De hecho, pudo llegar el tercero por los espacios que dejaron los hispanos, pero Neumann elevó en inmejorable posición.

Palermo intentó reaccionar enviando a Aranguiz y Tello a la cancha, y si bien tuvo mayor posesión del balón, eso no se tradujo en ocasiones de gol concretas en la portería de Pinto.

No hubo reacción. Y así el elenco peruano comenzó a cerrar el partido primero con la expulsión de Gallucci, y un minuto más tarde, en el 78, cuando una jugada asociada la concretó Valverde con un remate cruzado en el 3-0.

La expulsión de Pablo Aranguiz por una dura entrada mostró toda la frustración hispana. Así, la Unión Española sumó un resultado negativo más a la pobre estadística de los equipos chilenos en torneos internacionales. Quedó fuera de la Copa Sudamericana y agudizó su crisis deportiva.

/gap