Desde el retorno de la democracia en 1990, las investiduras y juramentos de los Presidentes y Presidentas, ante Congreso Pleno se realizan en la sede del Parlamento en Valparaíso.

 

Imagen foto_00000018Cabe señalar que entre 1876 y 1973, casi todas las ceremonias de Transmisión del Mando tuvieron lugar en Salón de Honor, del edificio histórico del ex Congreso ubicado en calle Catedral, entre las calles Morandé y Bandera.

 

Como casos curiosos, dos Presidentes de la República tuvieron que trasladar sus ceremonias de Cambio de Mando, por razones de fuerza mayor, sin embargo, por una coincidencia peculiar: ambos tampoco no pudieron concluir sus mandatos por motivos de salud.

 

En, 1895 un incendio consumió el edificio del ex Congreso en la capital por lo que la investidura del entonces Presidente electo, Federico Errázuriz Echaurren, el 18 de septiembre de 1896 se tuvo que trasladar a la Casa Central de la Universidad de Chile, en la Alameda de Las Delicias. Todos los invitados a la solemne ceremonia se dieron cita en la casa de estudios, “de doble altura, rodeado de columnas de orden dórico romano en el primer nivel” y Errázuriz pronunció su juramento solemne. Sin embargo, por designios del destino, no lo pudo cumplir cabalmente porque falleció antes que finalizara su mandato tras una penosa enfermedad, en la ciudad de Valparaíso.

 

Imagen foto_00000020La desgracia también rodeó otra investidura que, por fuerza mayor, tampoco pudo efectuarse en el Salón de Honor del ex Congreso. En 1906 y, a las puertas del Centenario de la Patria, el fatídico terremoto del 16 de agosto de ese año destruyó gran parte de la zona central del país y provocó graves daños en el edificio legislativo haciendo imposible sesionar en él.

 

Por lo mismo, las sesiones de Congreso Pleno se trasladaron al Colegio de los Sagrados Corazones, de Alameda y el 18 de septiembre de 1906, en medio de un país todavía golpeado por la destrucción del terremoto, se efectuó una sobria y breve ceremonia de transmisión del mando, donde asumió el Presidente electo Pedro Montt Montt. No obstante, él tampoco pudo dar cumplimiento a su sagrada promesa puesto que debilitado por una enfermedad coronaria que le trajo diversas complicaciones, en julio de 1910 se embarcó en un largo viaje junto a su esposa y médico personal a Alemania y falleció en Bremen, el 16 de agosto de ese mismo año.

/gap